Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 17/01/2022  

Menos crisis, ¿menos divorcios?

Muchas parejas, así como matrimonios con hijos, habían pospuesto su ruptura por motivos económicos

Publicidad Ai
  • Divorcios

Si bien es cierto que todavía es pronto para anunciar de manera categórica que España ha salido de la crisis, ya que siguen predominando los contratos temporales y los sueldos precarios, es verdad que poco a poco la economía va recobrando su fuerza. Lo hace, como decíamos, con trabajos que si bien no ofrecen las garantías de antaño, sí permiten salir del paso. Muchas parejas, así como matrimonios con hijos, habían pospuesto su ruptura por motivos económicos. Ayudas por parte de sus padres, subsidios, trabajos esporádicos sin contrato… cualquier inyección económica para una maltrecha situación familiar venía bien para pagar la hipoteca, el alquiler, la luz, el agua o llenar la nevera. A pesar que el amor se había esfumado en la relación, no había opción de tomar cada uno un camino debido a la escasez de dinero. Sin embargo, el aumento de los puestos de trabajo ha provocado que la liquidez a final mes aumente y, en consecuencia, lo hagan también las parejas que deciden por fin a su vínculo.

Mantener dos casas, dos coches y dos carros de la compra era impensable hasta hace unos meses. En 2014 el número de divorcios incrementó un 5,4% respecto al año anterior, siempre según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 105.893 fueron las sentencias de nulidades, separaciones y divorcios que se produjeron durante ese tiempo. Apuntaban entonces que las razones podían tener un culpable: la crisis. Según los expertos, con la llegada de los problemas económicos había crecido la tensión en las unidades familiares y a su vez, existían menos posibilidades de separarse por el hecho de tener que hacer frente a dos hogares. Y no era una cuestión que únicamente atañera sólo a España, pues en algunos países europeos sucedía exactamente lo mismo: mientras la crisis aumentaba, el número de divorcios se mantenía. En cuanto esta empezaba a diluirse, las rupturas se acrecentaban. El fenómeno de la postergación matrimonial parecía haber llegado para quedarse hace 365 días pero…

2015, menos divorcios

Los números de 2015 son halagüeños para el amor. Eso, o se ha recobrado el aplazamiento, algo que sólo se sabrá en cuanto se den a conocer las cifras de este 2016 en cuanto a divorcios. Así las cosas, la INE habla de 96.562 divorcios o, lo que es lo mismo, un 4,2% menos que el anterior año. Según el citado órgano, tres de cada cuatro divorcios fueron “de mutuo acuerdo” y el resto fueron “contenciosos”. De estas separaciones, la duración media fue de 16,2 años, una cifra mayor a la de 2014, cuya media era de 15,8 años. Las parejas entre 40 y 49 años son las que más posibilidades tienen de acabar con años de relación, por lo que si se encuentra en esa franja, lleva desde los veintitantos casado y le sacude la crisis, puede que su matrimonio esté en peligro. Si es su caso, no tema, porque existen multitud de herramientas para hacer la convivencia no sólo más llevadera, sino para que resurja la llama del amor.

Si convive con una persona que no le llena, es momento de pasar a la acción. Primeramente, con el paso de los años toda relación se desgasta y ambos integrantes son los responsables de que suceda. Es común que las mariposas en el estómago hayan dado paso a los rifirrafes de lo cotidiano, pero que sea común no quiere decir que sea lo normal. No es saludable para una relación los mutuos reproches, ni la ausencia de salidas conjuntas para hacer algo tan poco extraño como ir al cine. Si su relación está abocada al fracaso, siempre puede acudir a un especialista acompañado de su pareja que de buen seguro le ofrece consejos para que todo vuelva a la normalidad. Cambiar el chip debe empezar por uno mismo y sobre todo, con una excelente comunicación con su pareja. Debe ser su mejor amiga, la persona de confianza a la que revelar todas sus inquietudes; su cómplice y con quien debe pasar los mejores momentos de su vida, ya que por algún motivo decidió iniciar el vínculo que todavía hoy les une.

Hacer duradero el matrimonio

Si no quiere pasar a engrosar las listas de divorciados del próximo año, es recomendable que siga alguno de los siguientes consejos para reconquistar el amor de su pareja. Y que la crisis económica no sea un impedimento para que exista otra matrimonial. Recordar cómo conquistó a su pareja y echar la vista atrás, rememorando acontecimientos del pasado mediante fotografías siempre es un buen ejercicio para encontrar un argumento sólido que ponga fin a las dudas. ¿Qué hizo que se enamorara de usted? Seguramente no fuera esa actitud cascarrabias ante situación actual, sino su buen sentido del humor y las ganas de reírse junto a ella. Escríbale un poema, hágale un vídeo de sus mejores momentos juntos. En definitiva, sorprenda a su pareja y no sólo una vez, sino de manera constante. Como hacía antes. Como hacía cuando la quiso enamorar. 

Alejarse de la rutina es indispensable. Si trabajan, elijan las mismas fechas para tener vacaciones. Dejen a los hijos con la suegra, al perro con los amigos y emprendan un viaje a ninguna parte. Piérdanse para encontrarse, como sucedía no hace tanto. Si en la cama no se tocan ni con un palo, innoven. Será que no existen nuevas estrategias para romper con la monotonía. En cualquier Sex Shop Online encontrará artículos como consoladores o Vibradores que de buen seguro causan un placer desconocido. En este sentido, existe una gama muy amplia de juguetes eróticos para recobrar el fuego que en los primeros compases de su relación era la tónica habitual. Basta con entrar en cualquier Tienda Erótica para comprobarlo. Visitar una ciudad desconocida, elegir una habitación de hotel con velas y luz tenue y revivir situaciones olvidadas es más que un aliciente para que vuelva a florecer el amor, dejar atrás los problemas y hacer ver a la otra persona que fue, sigue siendo y será, la más importante que se ha cruzado por su camino. Y que, lógicamente, el divorcio es una palabra que no tiene cabida en su vocabulario. 

TE RECOMENDAMOS