Quantcast
El tiempo en: Andalucía
14/08/2022  

Sociedad

El Papa defiende una familia basada en la "alianza fecunda" entre hombre y mujer en vísperas del Sínodo

Los 183 padres sinodales que votaron el texto final de la primera asamblea sinodal no lograron acuerdo sobre estas cuestiones, concretamente, sobre tres de los 58 párrafos, relativos a divorciados, comunión espiritual a divorciados y homosexuales, que no alcanzaron los dos tercios de los votos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Sociedad.

El Papa Francisco ha subrayado que en la familia esta "la alianza fecunda entre hombre y mujer", durante la Audiencia General de este miércoles y a pocos días de que comience el Sínodo de la Familia. "La familia es el sujeto primario que contiene dos principios básicos: comunión y fecundidad", ha agregado.

   Además, ha recalcado que la familia puede desafiar a la "fragmentación" y la "masificación" que caracteriza el mundo actual y sostienen el modelo económico del consumo.

   La XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos arrancará este domingo 4 de octubre y reunirá hasta el próximo 25 de octubre a más de 330 personas en el Vaticano que debatirán sobre la vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo e intentarán llegar a un consenso sobre temas sobre los que no llegaron a acuerdo en la primera reunión como los divorciados vueltos a casar o las personas homosexuales.

   Los 183 padres sinodales que votaron el texto final de la primera asamblea sinodal no lograron acuerdo sobre estas cuestiones, concretamente, sobre tres de los 58 párrafos, relativos a divorciados, comunión espiritual a divorciados y homosexuales, que no alcanzaron los dos tercios de los votos.

   En el instrumentum laboris, documento preparatorio de este segundo Sínodo, el Papa indica sobre la acogida a las personas homosexuales que "toda persona, independientemente de la propia orientación sexual, debe ser respetada en su dignidad y acogida con sensibilidad y delicadeza". Por otro lado, sobre los divorciados que se han vuelto a casar, el texto precisa que las acciones deben orientarse "hacia una integración cada vez mayor" teniendo en cuenta "las situaciones de partida".

   Estos temas quedaron pendientes en la primera asamblea, no porque fueran "rechazados" sino porque "no lograron el consenso" necesario, según señaló el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi. En todo caso, esto no impidió que, tras dos semanas de estudio, surgiera un documento final que ha servido de base para preparar el informe sobre el que trabajarán desde mañana.

   Este informe ha sido después ampliado con las aportaciones de las Conferencias Episcopales, de las familias, de las universidades y las instituciones académicas a las que el Papa Francisco envió un segundo cuestionario.

   El texto retoma las discusiones sobre los temas ligados a la familia moderna como las convivencias prematrimoniales, los divorciados que se han vuelto a casar, la situación de los homosexuales, el aborto, los métodos anticonceptivos, la educación sexual o la necesidad de involucrar a las mujeres y a las familias en la formación de los sacerdotes en el seminario.

MISA DE APERTURA

   El sábado 3 de octubre el Santo Padre presidirá en la Plaza de san Pedro la Vigilia de oración preparatoria de la XIV Asamblea General Ordinaria y el domingo 4 de octubre celebrará la Santa Misa de apertura del Sínodo.

   Entre los participantes se encuentran 166 representantes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, tanto cardenales como obispos, --cinco de Oceanía, 25 de países asiáticos, 44 de África, 45 de América y 47 de Europa--, además de los 45 padres sinodales nombrados personalmente por el Pontífice.

   Asimismo, intervendrán diez superiores de órdenes religiosas, 22 representantes de Iglesias orientales, 14 delegados de iglesias ortodoxas, luteranas y otras confesiones cristianas, 17 matrimonios que ejercerán de auditores y otras 51 personas. Entre todos ellos, habrá 30 mujeres expertas.

   Durante las sesiones de trabajo, que se desarrollarán a puerta cerrada, también se tratarán temas como la importancia de la preparación de los jóvenes al matrimonio, la poligamia en Asia, el machismo en Latinoamérica, la dificultad de los padres de dialogar con los hijos.

   En estas reuniones se reflexionará de forma comunitaria sobre las orientaciones pastorales que debería asumir la Iglesia en estas circunstancias, pero preponderando la "plena comunión de la comunidad eclesial", según indicó el jefe de la Oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, al anunciar este evento.

   Se trata de la segunda reunión eclesial mundial convocada por el Papa Francisco para reflexionar sobre la crisis de la familia. En la primera asamblea, celebrada en octubre de 2014, el Papa animó a "hablar con parresía", es decir, "claro" y a "escuchar con humildad" para poder ejercitar "la sinodalidad". "Que nadie diga: Esto no se puede decir; pensarán de mí así o así...", precisó.

   La celebración del próximo Sínodo se sitúa en sintonía con el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, que comenzará el próximo 8 de diciembre de 2015. Algunos expertos apuntan a que el documento final que salga de estas reuniones servirá de base para una futura Exhortación Apostólica del Papa sobre la familia.

ALTA PRESENCIA ESPAÑOLA

   La Iglesia española será una de las que cuente con mayor número de representantes en el próximo Sínodo de Obispos de la Familia, cuyo listado oficial de participantes ha sido anunciado por la Santa Sede. Así, además de los tres obispos designados por la Conferencia Episcopal (Ricardo Blázquez, Carlos Osoro y Mario Iceta), Francisco ha elegido personalmente al cardenal Sistach. En total, son 17 los españoles que estarán en el Aula.

   Además, entre los participantes españoles también estará el obispo de David (Panamá), el cardenal José Luis Lacunza Maestrojuán; el vicepresidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II para los Estudios sobre el Matrimonio y la Familia, el sacerdote José Granados; el presidente de la Facultad de utrusque iure de la Pontifica Universidad Lateranense de Roma, el claretiano Manuel Jesús Arroba Conde; el superior general de los Hijos de la Sagrada Familia de Jesús, el sacerdote Jesús Díaz Alonso; y el superior general de la Congregación de los Sagrados Corazones, el sacerdote Javier Álvarez Ossorio. Asimismo, acudirá el liturgista Matías Augé Benet, también claretiano.

   También intervendrán el superior de los Jesuitas, Adolfo Nicolás y dos curas asistentes, Juan Iniesta y Carlos Rodríguez. Por último, acudirán el matrimonio español formado por Monserrat Rosell Torrus, miembro del grupo de matrimonios de la Parroquia de San Francisco de Sales de Barcelona, y su marido, exmagistrado del Tribunal Constitucional de España, Eugenio Gay Montalvo.

TE RECOMENDAMOS