Actualizado: 19:09 CET
Sábado, 16/11/2019

sociedad

Sólo 8% de los profesores españoles cree que la sociedad valora su trabajo, según un informe de la OCDE

Para la realización de este documento, se han encuestado a 106.000 profesores de Educación Secundaria Obligatoria, que representan a cuatro millones de profesores de más de 30 países. En España, han participado 3.339 docentes y 192 directores de 192 centros

  • Alumnos en clase.

Sólo el 8% de los profesores españoles opina que la sociedad valora su trabajo, pese a que la gran mayoría (95%) está satisfecha con su labor, según el Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje (TALIS, en sus siglas en inglés), elaborado por la OCDE y presentado a nivel mundial este jueves.

   Para la realización de este documento, se han encuestado a 106.000 profesores de Educación Secundaria Obligatoria, que representan a cuatro millones de profesores de más de 30 países. En España, han participado 3.339 docentes y 192 directores de 192 centros.

   Este trabajo, que recoge datos de 2013 comparables a nivel internacional sobre el ambiente escolar y las condiciones de trabajo de los profesores en los centros de todo el mundo, pone de manifiesto que en España los docentes reciben poco apoyo para su desarrollo profesional, pues cuatro de cada cinco opina que no se les da facilidades o incentivos para participar en actividades formativas o de otra índole que les permita mejorar en su trabajo frente al 48% de la media de los países que participan en TALIS.

   Otro de los aspectos destacados de esta edición del informe es que el buen rendimiento del profesor rara vez se reconoce, valora o recompensa. Sólo uno de cada cinco (18%) cree que los que obtienen mejores resultados reciben un mayor reconocimiento --frente al 38% de la media de países-- y el 10% dice que esto se traduce en una subida de sueldo o gratificación tras recibir la valoración de su trabajo --25% media en TALIS--.

   El documento destaca que el uso de evaluaciones a los profesores es poco frecuente en España y un tercio de los profesores asegura que nunca ha sido evaluado en su centro de trabajo. Asimismo, un 36% desarrolla su labor en centros en los que el director asegura que por lo general los profesores no son evaluados formalmente.

   La mayoría de las horas lectivas (77%) de los profesores españoles están dedicadas a la enseñanza y dicen pasar el 15 por ciento de su timepo en clase manteniendo el orden en el aula. Este último aspecto no difiere de la media de los países participantes en TALIS, que dedican un 13% a este fin. Las tareas administrativas les ocupa un 7% de su tiempo de trabajo. En total, los docentes españoles dedican de media 19 horas a la semana a dar clases y siete a la planificación de las mismas.


DIRECTORES SIN PREPARACIÓN ESPECÍFICA

   En cuanto a los directores, más del 40% de los directores españoles asegura que nunca ha recibido una preparación específica para desarrollar su tarea. La mayoría opina que los centros tienen poca autonomía, pues solo el 33% trabaja en centros donde el director cree que existe una considerable responsabilidad en la toma de decisiones sobre los contenidos frente al 65% del promedio de países de este estudio. El 37% trabaja en centros donde tienen responsabilidad sobre políticas de evaluaciones, mientras que la media de TALIS es del 79%.

   El informe TALIS realiza un perfil del docente de cada país. En España el 59% de los docentes son mujeres (frente al 68% de promedio de países participantes), tiene de media 46 años, tres más que la media en TALIS; el 97% es titulado universitario o tiene otro tipo de educación superior equivalente, frente al 90% de TALIS; tiene un promedio de 18 años de experiencia en la enseñanza (16% la media del resto de países); el 89% trabaja a tiempo completo (82% resto de países); el 81% tiene contrato indefinido (83% resto de países) y enseña a una clase de 24 alumnos de media (la misma que la media de los países de este estudio).

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Un hombre de 66 años sufre quemaduras en el 50% de su cuerpo tras prenderse el pantalón con un cigarro
chevron_right
Buscan en el pantano de Irueña, en Salamanca, a un matrimonio que podría haber caído tras un accidente