Sociedad

Detenidos tres responsables de un laboratorio de drogas en Olivella que explotó en marzo

Los agentes encontraron asimismo en la estancia de la casa donde se originó la explosión los restos de un laboratorio de fabricación de drogas sintéticas

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Mossos

Los Mossos d'Esquadra han detenido a los tres responsables de un laboratorio de drogas clandestino que instalaron en un domicilio de Olivella (Barcelona) y que fue descubierto al registrarse una explosión el pasado de 19 de marzo.

A los detenidos, de entre 39 y 63 años, se les atribuyen delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y falsedad documental, además de daños por imprudencia, a consecuencia de la explosión ocurrida el pasado 19 de marzo en una vivienda que utilizaban como laboratorio de drogas clandestino.

Los servicios de extinción de incendios pudieron observar en el domicilio una gran cantidad de bidones de distintos productos químicos, por lo que se activaron los Tedax y la División de Investigación Criminal de los Mossos, que localizaron más de 25 bidones de diferentes capacidades con diferentes productos químicos, como metanol, alcohol isopropílico, ácido acético, entre otras sustancias químicas.

Los agentes encontraron asimismo en la estancia de la casa donde se originó la explosión los restos de un laboratorio de fabricación de drogas sintéticas.

Entre el material se hallaba un alambique, utilizado usualmente para aplicaciones de destilación o separación de sustancias químicas en el ámbito de la química medicinal, farmacéutica, cromatografía o petroquímica, y un reactor, utilizado para la realización de reacciones bioquímicas y de síntesis a una temperatura constante.

También localizaron varios barreños que contenían restos de drogas de síntesis. Una vez analizada la sustancia, el principio activo predominante era anfetamina.

Los investigadores lograron establecer que el jefe del grupo, junto a otro miembro de la banda, habrían adquirido el material para poner en marcha el laboratorio y eran los encargados de la producción de la droga sintética.

Un tercer miembro del grupo, y padre del principal investigado, además de participar en el montaje del laboratorio, también habría alquilado la casa en la que se ubicaba con documentación falsificada.

Dos de los investigados se encargaban de la adquisición de productos y sustancias químicas para la fabricación de la droga, a través de entramados de empresas que ellos mismos gestionaban. Uno de ellos también falsificaba documentos mercantiles para dar apariencia de legalidad a las compras.

El pasado 19 de julio, agentes de los Mossos detuvieron a los tres principales investigados tras realizar tres entradas y registros en domicilios de las localidades de Roda de Berà (Tarragona) y Piera y Sant Esteve Sesrovires, en la provincia de Barcelona.

En las entradas se intervinieron 165 kilos de hachís, 1 kilo de marihuana y más de 30.000 euros en efectivo.

El pasado 21 de julio los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 8 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), mientras la investigación sigue abierta y no se descartan más detenciones. 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN