Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sociedad

Suspenden la búsqueda de cocaína en el buque reflotado en el puerto de Gijón

Se decidió suspender las tareas de búsqueda después de que los dos exhaustivos registros realizados en el interior del buque no dieran resultado

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Agente de Policía Nacional. -

Los miembros del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) de la Policía Nacional han suspendido las tareas de inspección iniciadas el pasado martes en el buque Nehir, reflotado en el puerto gijonés de El Musel, al no hallar la cocaína que buscaban en su interior.

Fuentes del operativo han confirmado a EFE que se decidió suspender las tareas de búsqueda después de que los dos exhaustivos registros realizados en el interior del buque no dieran resultado.

La Audiencia Nacional había acordado la puesta en marcha de un operativo especial para inspeccionar el buque después de que los tripulantes sostuvieran que aún quedaban 66 fardos de cocaína en su interior.

La Policía Nacional desplazó a Asturias al Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT), una unidad de élite integrada por agentes con una alta preparación técnica, cualificados en mecánica multidisciplinar y especializados en la búsqueda, desmantelamiento y apertura de aquellos habitáculos susceptibles de albergar personas, objetos o droga.

El operativo se reforzó con efectivos de Vigilancia Aduanera y agentes de la Guardia Civil, pero tampoco se logró dar con el paradero de la cocaína a pesar de que se registró el buque a fondo utilizando los planos facilitados por la armadora para comprobar si se habían realizado cambios en su estructura.

El Nehir fue asaltado hace casi dos años a 90 millas náuticas de la costa lucense de A Mariña en un operativo policial autorizado por el Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional al haberse localizado en su interior 92 bultos que contenían 1.831 paquetes de cocaína de un peso aproximado de un kilo cada uno de ellos.

Tras su captura en alta mar, y ante el riesgo de hundimiento propiciado intencionadamente por su propia tripulación -formada por nueve ciudadanos de Turquía y Georgia- y el peligro para la navegación de la zona al permanecer parcialmente a flote con la quilla al sol, fue trasladado al puerto de Gijón.

El pasado mes de diciembre el magistrado juez del Juzgado Central de Instrucción número 1 encomendó a la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA), dependiente del Ministerio de Justicia, la destrucción y tratamiento como residuo de la embarcación.

El pasado martes, el Consejo de Ministros aprobó la declaración de emergencia en la contratación del reflotamiento del buque Nehir por un importe de 776.069 euros, IVA incluido.

Con este contrato se procederá a la destrucción posterior del buque, como había ordenado el magistrado-juez, con el objetivo de evitar posibles daños medioambientales, para facilitar así el normal funcionamiento del puerto.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN