Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sociedad

Consejos para elegir el mejor calzado hospitalario

En todos los trabajos, el calzado laboral es fundamental, teniendo en cuenta que puede ayudar a evitar lesiones

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Sanitarios.

Contar con un buen calzado es un plus añadido prácticamente para cualquier trabajo, si bien, en el sector sanitario cobra aún más protagonismo, teniendo en cuenta que estos profesionales suelen sufrir muchos problemas podológicos, al estar bastante tiempo de pie y no poder elegir el tipo de zapatos.

En todos los trabajos, el calzado laboral es fundamental, teniendo en cuenta que puede ayudar a evitar lesiones y, sobre todo, a prevenirlas. Dependiendo de cada actividad que se desarrolle, el calzado cobrará más o menos importancia, si bien es cierto que dentro del sector sanitario se ha convertido en un elemento esencial.

Tal y como se ha demostrado a través de diversos estudios, más del 90% de los accidentes que se producen en este sector se pueden evitar utilizando buenos materiales, como es el caso de los zapatos sanitarios, a lo que se suma que con un buen calzado, se puede mejorar la salud del empleado y su rendimiento.

La jornada laboral de un sanitario pasa por estar numerosas horas de pie, lo que conlleva, a que se puedan desarrollar molestias, dolores o incluso enfermedades. Precisamente, por este motivo, es esencial saber elegir bien el calzado dentro de este colectivo de profesionales.

Tipos de zapatos sanitarios existentes

En el sector sanitario, el calzado estrella por excelencia es el zueco, si bien en la actualidad, en el mercado se pueden encontrar de muchos tipos, dependiendo del gusto de cada uno y, sobre todo, de la actividad que desarrolle en su día a día. ¿Cuáles son los modelos más populares? Vamos a comprobarlo a continuación.

Zueco de EVA

EVA es uno de los materiales más utilizados en la fabricación de este tipo de calzado. Habitualmente, es un zapato anatómico y antideslizante, que además, cuenta en su diseño con un monocasco. Asimismo, los nuevos modelos suelen añadir un sistema que evita el crecimiento de bacterias, haciendo que el zapato sea mucho más higiénico y seguro. Estos modelos se fabrican con micropuntos de masaje para mejorar la circulación sanguínea. De igual modo, suelen incluir plantillas interiores de látex antibacterianas. Son zuecos que se pueden adquirir en numerosos colores, e incluso, con estampados.

Zueco con correa

Es uno de los modelos más clásicos del sector sanitario, se trata de unos zapatos que vienen con correa abatible, que se sujeta en el talón. La horma es recta, con puntera redonda, y suele ser un calzado que tiene plantilla anatómica forrada. También, incluyen microfibra perforada, con acolchado para la zona del empeine, con el fin de evitar rozaduras.

Zueco antibacteriano

Es un modelo más moderno, que cuenta con una suela fabricada en poliuretano con forma de cuña, que además, es antideslizante. Un tipo de calzado que cuenta con microfibra técnica transpirable, además del acolchado en el empeine. Son también unos zapatos muy utilizados en la actualidad, sabiendo que cumple con todas las normas de seguridad.

Zueco anatómico EVA Plus

Un modelo muy ligero que tiene diseño de monocasco, además de ser anatómico y antideslizante, ya que cuenta con una planta con celdillas. También tiene tratamiento especial, para evitar la proliferación de bacterias, siendo uno de los zuecos más seguros en la actualidad.

Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un buen zueco sanitario

Como ya se ha mencionado, es muy importante saber elegir un buen zueco sanitario, teniendo en cuenta que debe proporcionar comodidad y ser funcional en todo momento.

Para poder tomar la mejor decisión, hay que tener en cuenta una serie de aspectos clave. De esta forma, es importante elegir un zapato que sea anatómico y ergonómico, así, se tendrán las garantías de que los movimientos que se realicen serán eficientes, mejorando la marcha y disminuyendo el cansancio, sabiendo además, que debe ser un calzado sencillo de poner y quitar.

Otro aspecto importante es que sea ligero, con el fin de reducir la fatiga, siendo ideal que el peso no supere los 300 gramos. 

También habrá que elegir un calzado que aporte estabilidad y flexibilidad, con el fin de controlar la articulación del tobillo en todo momento, permitiendo la movilidad de los dedos. 

Asimismo, este tipo de calzado debe contar con un buen sistema de protección para las articulaciones, con efecto amortiguación, para evitar molestias y dolores.

Finalmente, el agarre es fundamental, así se podrán evitar caídas, de ahí que se recomiende que tengan suela antideslizante.

TE RECOMENDAMOS