Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 11/08/2022  

Sociedad

Consejos para conservar tu propia bodega en casa

La ilusión de todo amante del vino termina siendo montar su propia bodega en casa

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Bodega.

La ilusión de todo amante del vino termina siendo montar su propia bodega en casa. Quizás comencemos una charla de amigos y aficionados hablando de los diferentes vinos, de su elaboración y de otros temas que involucran su conservación pero, tarde o temprano, por nuestra mente pasará el dilema o más bien, la ilusión de tener nuestro espacio dedicado al mundo del vino que tanto amamos.

Para todos aquellos que estén considerando montar su bodega en casa hemos preparado una serie de consejos y recomendaciones que te invitamos a revisar. Esto te dará una mejor idea de cómo puedes garantizar que tus preciados vinos se conservan de la mejor manera posible.

Lo que debemos saber para conservar el vino en óptimas condiciones

Controla la temperatura

Todo amante del vino sabe de la importancia de conservar los vinos a temperatura idónea. Esta debe ser fresca y constante, es decir, evitando toda fluctuación excesiva y la presencia de electrodomésticos y otros aparatos que emitan calor.

La temperatura idónea se sitúa entre los 12 °C y 15 °C pues así controlaremos y reduciremos las reacciones bioquímicas que ocurren dentro de las botellas de vino.

Elegir el mejor lugar para ubicar la bodega

Ya sea una bodega clásica o una vinoteca termoeléctrica, resulta crucial también elegir un ambiente fresco de cierta humedad ambiental y oscuridad.

Si nos remontamos a las antiguas bodegas de pueblos y caserones es fácil entender por qué eran excavadas bajo la tierra de la casa o en las laderas de los montes buscando las características antes mencionadas.

Desde luego no todo el mundo tiene el dinero ni el tiempo para montar esa bodega subterránea por lo que podemos elegir sencillamente el lugar más fresco de la casa, ya sea un garaje, sótano o una despensa interior. Quizás, incluso la cocina si la mantenemos alejada de los electrodomésticos o si decidimos instalar una vinoteca incrustada.

Evita la luz directa en las botellas

Ya hemos mencionado los riesgos de exponer el vino a la luz directa. Este es uno de los factores que pueden destrozar por completo nuestro vino pues muchos de sus componentes se basan en compuestos fotosensibles. Por tanto se degradan mucho con una exposición directa.

De hecho, hay que evitar especialmente la luz solar que puede modificar negativamente el aroma, color o sabor de los vinos. Dicho esto, debemos procurar proveer a la bodega de un entorno oscuro sin entrada de luz natural y usar en su lugar bombillas tenues de luz artificial LED o de bajo consumo. Nada de fluorescentes que calientan el ambiente.

Controla las vibraciones y los ruidos

Las vibraciones también perjudicarán al desarrollo del vino por lo que resulta crucial evitarlas durante el desarrollo del mismo. Intenta aislar la bodega de estas vibraciones, especialmente de aquellas que producen mucho ruido y de forma constante como las que producen los electrodomésticos.

El nivel de humedad idóneo

No queremos ni un entorno excesivamente húmedo que pueda propiciar la aparición de hongos en los corchos ni tampoco uno seco que produzca porosidad en los tapones que conlleve a la aparición de filtraciones de vino u oxígeno.

La humedad ambiental ideal debe ser del 70 u 80 por ciento. Para medirla podemos usar un higrómetro e incluso la podemos regular con humidificadores específicos para bodegas.

Coloca bien las botellas de vino

Este punto resulta tan crucial como todos los anteriores (o más) pues es fundamental guardar adecuadamente nuestra colección de vinos en la bodega. Para esto siempre guardaremos las botellas en posición horizontal para favorecer la correcta hidratación de los corchos.

Por último te recomendamos que proporciones una buena ventilación en la bogeda y la aisles de cualquier tipo de olor fuerte. Otra gran opción es que clasifiques las botellas de vino al colocarlas para tenerlas bien identificadas siempre.

El precio de una vinoteca no es excesivamente caro pero tampoco lo será montar tu propia bodega de forma correcta. Seguir estos consejos hará que tus vinos se mantengan en buenas condiciones siempre por lo que no deberás preocuparte de que pierdan propiedades, sabor o aroma.

TE RECOMENDAMOS