Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 04/07/2022  

Sociedad

Lasix, un gran diurético y un gran aliado contra la hipertensión

Cada vez son más las personas que padecen hipertensión

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Medicamentos.

Cada vez son más las personas que padecen hipertensión. Realmente es una enfermedad bastante común que afecta al 35% de los adultos en nuestro país y al 68% de los mayores de 65 años. Debemos tener especial cuidado para detectarla, ya que la mayoría de las veces pasa desapercibida hasta que ya es demasiado tarde. No en vano se ha ganado el sobrenombre de la asesina silenciosa

Por ello, en el artículo de hoy vamos a contarte qué es la hipertensión arterial, cuáles son su principales causas, cómo podemos prevenirla y qué tratamiento es el ideal para controlarla. ¡Acompáñanos y te lo contaremos todo!

¿En qué consiste la hipertensión?

La hipertensión arterial es una enfermedad que se define por un aumento de la presión en las arterias. Como consecuencia de ello, los vasos sanguíneos se van deteriorando paulatinamente provocando daño en el riñón, afectación de la retina y enfermedades cardiovasculares.

Normalmente no presenta síntomas, solo en ocasiones, cuando la presión arterial es muy alta, puede producir algunos episodios graves de cefalea.

Principales causas de la hipertensión arterial

Antes de nada conviene distinguir entre dos tipos de hipertensión:

1.- Hipertensión arterial esencial o idiopática. Sus causas se desconocen exactamente. Normalmente, se atribuye a una combinación de factores genéticos y ambientales como por ejemplo, una edad avanzada, la obesidad, el consumo excesivo de alcohol, el tabaco, la falta de actividad física, una dieta rica en sal y baja en calcio y potasio o el estrés, uno de los grandes males de esta era de las prisas por la que todos caminamos.

2.- Hipertensión secundaria. Esta clase de hipertensión aparece derivada de diversas enfermedades. Estas enfermedades pueden producir hipertensión bien porque favorezcan que exista una cantidad exagerada de líquido en el interior del circuito, o bien porque favorezcan la contracción de las arterias, reduciendo así la capacidad para contener sangre del circuito. 

La enfermedades que provocan habitualmente esta dolencia son las relacionadas con el riñón, siendo la más frecuente la insuficiencia renal crónica. Igualmente, trastornos como la apnea del sueño, enfermedades metabólicas o medicamentos como corticoides, estrógenos a dosis altas, antidepresivos y descongestivos nasales, entre otros, pueden actuar como desencadenantes de la hipertensión secundaria.

¿Cómo podemos prevenirla?

Cabe destacar, que en el caso de la hipertensión esencial, su origen también incluye una importante carga genética, resulta muy probable que los pacientes con hipertensión idiopática tengan familiares con estos antecedentes con más frecuencia que el resto de la población.

No obstante, en lo que a factores exterrnos se refiere, es posible controlarlos, previniendo o retrasando la aparición de la hirpetensión. A continuación te mostramos algunas de las medidas que se pueden llevar a la práctica:

  • Conservar un peso adecuado

  • Realizar ejercicio físico regularmente

  • Mantener una dieta pobre en sal y rica en alimentos frescos

  • Moderar el consumo de alcohol

  • Eliminar el tabaco de entre los hábitos del día a día

En cuanto a su tratamiento

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que no se cura. Puede prevenirse y controlarse con diversas medidas higiénico-dietéticas como ya hemos indicado anteriormente y con medicación.

No cabe duda que actualmente existen en el mercado medicamentos muy efectivos, que incluso puedes adquirir sin receta médica y que posibilitan disminuir el número de complicaciones en diversos órganos, reduciendo la mortalidad. Hablamos de Furosemida 40 mg, más conocido por su nombre artístico: Lasix.

¿Qué puede hacer por ti Lasix?

El lasix es un medicamento que pertenece al grupo de las sulfonamidas y posee propiedades antihipertensivas, especialmente indicadas para tratar la hipertensión arterial leve o moderada.

Asimismo, contiene cualidades diuréticas que bajan la presión arterial al reducir la cantidad de líquido del interior de la circulación sanguínea favoreciendo su eliminación por la orina.

También sirve para disminuir el edema originado por situaciones como: problemas en el corazón, problemas en los riñones o cirrosis hepática.

 Cómo usar

Lasix se presenta en tabletas y en solución para administración oral. 

Usualmente se toma una o dos veces al día, siendo generalmente la dosis de mantenimiento de 20 a 40 mg.

Cuando se utiliza para tratar el edema, la furosemida puede tomarse a diario o solo determinados días de la semana. Cuando se utiliza para tratar la hipertensión, hay que tener en cuenta que debe tomarse siempre a la misma hora todos los días.

Sobre todo, es imprescindible seguir al pie de la letra las instrucciones del médico o farmacéutico y tomarlo exactamente como indiquen.

Dónde encontrarlo

Como todo medicamento, hay que tener especial cuidado a la hora de adquirirlo. Desde aquí te recomendamos que antes de comprar Lasix, solicites el asesoramiento de expertos especialistas en el sector como los que encontrarás en Farmacia El Punto, Pharmacie KOJ y Saluteuomo.

En su tienda online, hallarás de forma segura y con absoluta privacidad, todo tipo de medicamentos, incluso sin receta médica, ya que trabajan con la forma genérica de fármacos muy conocidos.

Además, realizan envíos a cualquier rinconcito del planeta y a coste cero cuando se trata de envíos por correo áereo. ¡Siempre pensando en el cliente!

Y todo a un precio insuperable, y sin restar calidad por ello.

No lo dudes más y entra ya en sus páginas web. ¡Estarán encantados de atenderte!

TE RECOMENDAMOS