Sociedad

¿Qué necesitas para construir una tienda online?

Construir una tienda online en 2022 es mucho más fácil de lo que parece

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Comercio -

Construir una tienda online en 2022 es mucho más fácil de lo que parece. Antes era necesario contar con conocimientos avanzados de programación y dedicar muchísimas horas de prueba y error simplemente para crear una tienda digital muy básica y repleta de errores. Pero ahora puedes crear página web con dominio gratis en muchos servicios distintos de alojamiento, utilizar diferentes temas predefinidos para construir tu tienda online, y comenzar a publicitar tus servicios en tus redes sociales favoritas en apenas un par de días.

Si quieres adentrarte por primera vez en el mundo del e-commerce para comenzar a vender tus productos online y abarcar un mercado mucho más amplio, tienes la oportunidad de hacerlo con una inversión de apenas unos pocos cientos de euros para cubrir el coste de tu alojamiento web, tu diseño, tu pasarela de pago e incluso tu primera publicidad online. Vamos a mostrarte cómo puedes hacerlo de manera sencilla, incluso si no tienes experiencia previa en el sector.

Lo primero que necesitas son productos que vender

Lógicamente, no sirve de nada tener una tienda online si no tienes nada que vender en ella, así que antes de siquiera plantearte la posibilidad de construir tu propia tienda online deberías tener claro cuáles son los productos que quieres vender. En internet puedes vender prácticamente cualquier cosa, pero ten en cuenta que no todos los productos son aptos para tiendas online de bajo presupuesto, ya que algunos requieren de una logística muy eficaz que puede resultar muy cara: por ejemplo los que son muy voluminosos, muy delicados, o perecederos.

Si tienes un buen catálogo de productos que puedas enviar de manera segura a través de una empresa de paquetería a cambio de un coste razonable, entonces puedes seguir adelante y dar el paso de establecer una tienda online para comenzar a distribuirlos a clientes potenciales en cualquier rincón del país, o incluso de todo el mundo.

El alojamiento, el dominio y el diseño van de la mano

El siguiente paso es tal vez el más importante a la hora de construir tu tienda online, así que debes tomarte el tiempo necesario para evaluarlo con detalle. Se trata de la elección del alojamiento de tu tienda online, que esencialmente es el proceso de contratación de los servidores donde se almacenarán los archivos de tu tienda para que tus clientes puedan acceder a ella.

Las plataformas que ofrecen servicios de alojamiento también suelen ofrecer servicios paralelos como la contratación del dominio web que identificará tu tienda, o la elección de diferentes planes de diseño conocidos como ‘temas’. Algunas plataformas son más fáciles de utilizar que otras, tienen más funciones o son más rápidas. Analiza todos estos factores para elegir la plataforma de alojamiento que se adecúe mejor a tus necesidades.

Dedicar horas a subir y detallar tus productos dará sus frutos

Cuando la estructura de tu tienda esté lista, tendrás que ir subiendo las fotografías y las descripciones de todos tus productos, junto con sus precios y el coste del envío de cada uno. Esto se consigue fácilmente de una forma parecida al proceso de subir fotos a Instagram, y, de hecho, si ya tenías fotografías de tus productos en esta red social, puedes aprovecharlas para cargarlas también en tu tienda online.

Asegúrate de crear descripciones muy detalladas de cada producto para que tus posibles clientes dispongan de toda la información necesaria antes de hacer sus compras, ya que en caso contrario puedes dejar pasar muchas oportunidades de venta o encontrarte con un porcentaje muy elevado de devoluciones. Si vendes ropa, por ejemplo, debes recordar mencionar el tipo de tela de cada prenda. Si vendes componentes electrónicos, debes listar sus especificaciones al detalle, y así con cualquier otro producto.

Comercio.

Reduce gastos y optimiza tu servicio de pagos y envíos

Aún tendrás que contratar dos servicios más antes de comenzar a recibir pedidos en tu tienda online: se trata de la pasarela de pago y la empresa de paquetería.

La pasarela de pago es esencialmente el datáfono de tu tienda online. Tus clientes no pueden pagarte en efectivo a través de la web, así que necesitarán utilizar un gestor de pagos digital que les permita pagar con su tarjeta de crédito, o utilizando PayPal, Neteller o cualquier otra plataforma similar. Pero no todas las pasarelas de pago son iguales. Debes elegir una que ofrezca las suficientes opciones de pago como para resultarle útil a la mayoría de tus clientes, sin cobrarte una comisión excesiva por cada compra.

Lo mismo ocurre con las empresas de paquetería. Son necesarias para llevarles a tus clientes el producto a sus casas, y cada una ofrece condiciones diferentes. Necesitas una empresa que te permita enviar tus productos a cualquier rincón del país, en un tiempo razonable y con un precio reducido. Si consigues cerrar el círculo con todos estos aspectos tendrás tu tienda online funcionando a pleno rendimiento, y enseguida verás cómo aumentan tus beneficios gracias a tus ventas en el mercado digital.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN