Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 18/08/2022  

Sociedad

La mayor multa de la DGT asciende a 6.000 euros y es por llevar este aparato en el coche

Por otro lado, los talleres que instalen este tipo de aparatos en los vehículos podrán ser multados con hasta 30.000 euros

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Radar móvil.

Todos sabemos que hecha la norma, hecha la trampa. Sin embargo, en el caso de la Dirección General de Tráfico no es tan fácil, y eludir a sus radares tampoco.

El organismo lleva años advirtiendo que el uso de aplicaciones que avisen de radares está permitido, mientras que los detectores e inhibidores están totalmente prohibidos.

¿En qué se diferencian?

Las apps para avisar funcionan, básicamente, gracias a la colaboración de los conductores, que marcan en un mapa cuando han visto un radar, informando a las personas que pasarán posteriormente por dicha zona.

Por el contrario, el detector de radares se encarga de rastrear y localizar radares, algo que está sancionado con 200 euros y tres puntos.

Pero la sanción más grave, que conlleva la multa más cara conocida hasta ahora, es llevar inhibidores de radares en el coche. Estos emplean una tecnología que anula la señal del radar, evitando que funcionen. La sanción por llevar este aparato en el coche, se eleva a la friolera de 6.000 euros y seis puntos del carnet. Pero no solo eso, la multa también se podrá realizar incluso cuando el aparato esté desactivado.

Por otro lado, los talleres que instalen este tipo de aparatos en los vehículos podrán ser multados con hasta 30.000 euros.

TE RECOMENDAMOS