Quantcast
El tiempo en: Andalucía
22/05/2022  

Sociedad

El 'pajaronegacionismo', la teoría más loca que el terraplanismo y que no para de crecer

Afirman que las aves alguna vez existieron pero que el calentamiento global acabó con todos y ahora son drones de vigilancia

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Un miembro de la plataforma.

Lo que se inició como un movimiento medioambiental para concienciar a la ciudadanía del peligro que corren las aves, se ha convertido en un movimiento negacionista que deja al terraplanismo en ridículo. Se trata de los "pajaronegacionistas" y cada vez son más. Se trata de personas que creen firmemente que las aves existieron pero que el calentamiento global acabó con todos y que el gobierno estadounidense los ha reemplazado por drones de vigilancia. El movimiento de los ecologistas, iniciado en 1976, se les ha ido de las manos en esta era de 'fake news' y de creyentes de lo absurdo.

“Nuestro objetivo inicial era detener el genocidio de las aves de verdad. Desafortunadamente, no tuvimos éxito, y desde entonces el gobierno ha reemplazado a todos los pájaros vivos por réplicas robóticas. Nuestro movimiento pretende hacer consciente al mundo de esto”, dice la página web del movimiento Birds Aren’t Real supuestamente fundado en 1976, según recoge la revista Esquire.

La realidad es que este movimiento, ya descontrolado, tiene millones de seguidores en las redes sociales y tal es la dimensión que está adquiriendo, que, a comienzos del 2022, el mismísimo gobierno de Estados Unidos ha tenido que aclarar algo que se supone que es evidente a través de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos (CPSC): “Los pájaros son reales”.

¿Y por qué ha tomado fuerza ahora un movimiento creado hace más de 40 años para concienciar sobre el medio ambiente? Según una investigación The New York Times, todo se trata de una broma para ridiculizar a los movimientos negacionistas, una especie de parodia, pero el tiro les ha salido por la culata. Hay que remontarse a 2017, cuando Trump acababa de jurar el cargo de presidente. A Peter McIndoe se le ocurrió acudir a una manifestación en favor de Trump, escribir en un cartel como una broma espontánea: “Los pájaros no son reales”, pero resulta que fue grabado y el vídeo se hizo viral en Facebook. La intención de McIndoe era la de "poner un espejo frente a Estados Unidos en la era de Internet".

McIndoe y el equipo de Birds Aren’t Real saben que los pájaros son reales y tras cuatro años con el experimento han revelado que todo era una broma. El problema es que este monstruo ya vaga por libre y son miles los estadounidenses que apoyen la teoría sin prueba ninguna.

El gobierno estadounidense ha intervenido con un tuit de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos asegurando que los pájaros son reales y publicaban otro en el que, para presentar el objetivo de la agencia estatal (denunciar productos peligrosos), dos pájaros dron se felicitaban por su trabajo de vigilancia a modo irónico:

 

TE RECOMENDAMOS