Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 01/12/2021  

Sociedad

Combatir el calor con una piscina desmontable

Cuando llega el calor nada se agradece más que tener una piscina

Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cuando llega el calor nada se agradece más que tener una piscina. El problema es que construir una es muy caro y no siempre disponemos del terreno necesario, de forma que hay que buscar otras soluciones.

Una de las mejores es optar por una piscina desmontable, la cual queda muy lejos de la típica piscina para niños de hace décadas y ya se asemeja a una de obra, tanto por tamaño como por profundidad.

¿Qué ventajas nos ofrece una piscina de este tipo?

Las piscinas que se pueden desmontar nos ofrecen muchas ventajas sobre las de obra, y ahora mismo ya las podemos adquirir con profundidades que superan el metro y con largos mayores a los siete.

Son económicas

De entre todas sus ventajas la principal es la economía. De hecho, se puede tener una por un importe inferior a 1000 euros y los modelos más económicos valen menos de la mitad.

Es un precio muy barato para combatir el calor, que no nos hará un agujero en el bolsillo y que está al alcance de todos.

Se pueden desmontar

Montar y desmontar una de estas piscinas es cuestión de una hora e incluso menos si tenemos algo de práctica.

Al acabar la temporada la vamos a poder guardar en el trastero o en el garaje a salvo de las heladas, lo que también nos va a permitir disfrutar del jardín por completo, sin el obstáculo de tener ahí una piscina, algo que viene muy bien a los que tienen patios no demasiado amplios.

No hay que esperar para usar una

Construir una piscina de obra puede llevar varios meses hasta dejarla terminada, de forma que hay que pensar en ella con un año de antelación para poder bañarnos.

Sin embargo, con una piscina desmontable esto es cuestión de días. Viene el calor, imaginamos lo bien que estaríamos bañándonos en una piscina, la compramos y en unas horas la tenemos montada y estamos disfrutando de ella.

Podemos elegir entre una gama muy amplia

Con los años, el mercado de las piscinas desmontables ha ido evolucionando y ahora podemos elegir entre una gama muy amplia.

Existen piscinas con formas rectas, curvas, con materiales más modestos como el plástico, con recubrimientos similares a la madera que les dan un mejor aspecto, con largos distintos, profundidades que las hacen aptas para niños, etc.

Duran mucho tiempo

Si adquirimos una piscina de calidad nos va a durar mucho tiempo. El que sea desmontable no quiere decir que se vaya a romper, más cuando en cada temporada lo normal es montarla una vez y desmontarla otra vez.

Lo lógico es que pasen de los diez años sin problemas, pudiendo llegar a las dos décadas si las cuidamos y las guardamos de la manera adecuada.

Además, las empresas que nos las venden dan garantía de la estructura, la parte más importante, que suele variar dependiendo de si es de madera, composite acero, etc. Durante esos años estaremos cubiertos por el fabricante, y de todas formas si se rompe antes de esa década ya habremos amortizado la inversión debido a su bajo precio.

TE RECOMENDAMOS