Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sociedad

Qué hay que saber para comprar una cinta de correr

Las cintas de correr se han puesto de moda en las casas españolas, en general, y las andaluzas en particular

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Cinta de correr.

Las cintas de correr se han puesto de moda en las casas españolas, en general, y las andaluzas en particular. Las enormes ventajas que ofrecen solo son comparables a la cantidad de modelos disponibles. Es un aparato considerado ideal para mantenerse en forma en casa, ocupan poco espacio y se adaptan a las necesidades de cada usuario

No es de extrañar la enorme popularidad que han alcanzado las cintas de correr en los hogares y es que su uso está recomendado para un abanico muy amplio de usuarios. Una cinta de correr puede usarse para recuperarse de las lesiones, para prevenir enfermedades coronarias, para perder peso, para mantener un estilo de vida saludable, como complemento para prepararse deportivamente, para comenzar a sentirse en forma. Se trata de una máquina recomendada para jóvenes, no tan jóvenes y ancianos que requieran ejercitarse con asiduidad y no quieran salir de casa.

El mercado ofrece una ingente cantidad de modelos y marcas y no todas tienen precios prohibitivos. De hecho, existe una amplia gama de cintas de correr baratas, aparatos que merecen ser adquiridos, aportando tranquilidad, fiabilidad y confianza al usuario. A través del enlace sugerido, se presenta una selección de cintas de correr con una excelente relación calidad precio.

Si se ha tomado la decisión de adquirir uno de estos aparatos, estas son las consideraciones básicas que hay que tener presentes antes de tomar una decisión definitiva.

Preguntas que hacerse (y responder) antes de comprar una cinta de correr

Elegir uno de estos aparatos es una tarea sencilla, basta con entender ciertos parámetros y que estos se ajusten a las necesidades de uso que se les va a requerir. Por otro lado, también será fundamental que mantenga un precio asequible sin perder calidad, es decir, encontrar cintas de correr calidad precio interesantes.

Entre otras preguntas que hay que tener en cuenta para elegir una buena, se incluyen las de la cantidad de horas que se va a dedicar a los entrenamientos, si va a ser usada por una sola persona o por varias, cuál es el objetivo que se quiere alcanzar, si es para correr o para caminar… Es esta última opción la más elemental de todas, pues es la que marcará con más claridad qué tipo de ejercicio se va a llevar a cabo.

Qué tener en cuenta para elegir una cinta para caminar

Para elegir una cinta andadora que se va a utilizar solo para caminar, entonces la elección se va a centrar en dos tipos de máquinas.

Cintas para caminar sin motor

Por un lado, aquellas que se accionan con el propio caminar del usuario. Estos aparatos no necesitan de conexión a la red eléctrica, ni ninguna batería, ya que no van a requerir consumo eléctrico alguno. La superficie de su tapiz es muy estrecha y en ningún caso está preparado para correr sobre ella…

Cintas para caminar con motor

En este caso se activarán al pulsar un botón, con la opción de seleccionar la velocidad a la que se quiere andar. Estas cintas se consideran también perfectamente como máquinas de correr.

Características básicas de una cinta de correr

Si se va a utilizar para correr, hay que fijarse en las características del tapiz y la potencia del motor.

Largo de la zona de pisada

En relación al largo se deberá medir la estatura y la amplitud de la zancada del usuario. Lógicamente, cuanto más alto sea, mayor será la zancada y, por tanto, más largo deberá ser el tapiz utilizado. Como norma general, se recomienda que no sea inferior a los 130 cm.

Ancho de la zona de pisada

En este sentido, hay que dejar espacio suficiente a los lados para no sufrir de encajonamiento, también será importante para aumentar en seguridad, evitando dar un paso en falso y caer. Es recomendable aquellos que superen los 40 cm de ancho.

La potencia del motor

Por último, las recomendaciones, en cuanto a potencia del motor, de los expertos apuntan hacia los 1.75 CV para los que empiezan de cero a utilizar las cintas de correr y superar los 2.0 CV para los que se consideran más avanzados. Hay que reconocer que cuánta más potencia ofrezca, menos ruidos y vibraciones y más holgado trabajará la máquina.

El lugar para colocar la cinta

Un factor al que no se le suele dar la debida importancia es el lugar donde irá colocada. Como norma general, se considera que con que quepa será suficiente y esto no es correcto. Es importante contar con algo de espacio alrededor para poder entrenar bien con la máquina. Como mínimo, hay que tener 1 metro de distancia de seguridad alrededor de ella por si se diera la situación de que se parara o el corredor cayera, tener algo de espacio de sin barreras.

Estos son algunas de los consejos que hay que tener en cuenta antes de comprar una cinta de correr, aunque lo más recomendable es visitar páginas comparativas donde se analicen los modelos más actualizados y se ofrezca un ranking de las mejores cintas de correr disponiblesen el mercado. De este modo, se podrán conocer y calibrar todas sus características. Se tendrá acceso a las valoraciones hechas por profesionales y se conocerá de primera mano cuál es la que mejor se adapta a las condiciones personales del usuario, encontrando definitivamente aquellas cintas de correr baratas y buenas.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN