Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 07/12/2021  

Sociedad

Mantenerse del lado correcto de las leyes sobre el cannabis en España

España es uno de los países más importantes y desarrollados dentro de la industria cannábica

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Para uso personal, el Tribunal Supremo fijó en 100 gramos la posesión legal de cannabis que puede tener cada individuo para su consumo
  • A menudo se aprecian noticias sobre cultivos secretos de cannabis a los que la policía encuentra y confisca en redadas

España goza de cannabis legal en la actualidad. De hecho, a día de hoy, es uno de los países más importantes y desarrollados dentro de la industria cannábica. Pero, a pesar de que las leyes se han estudiado por años y modificado para tener una mayor vigencia, algunas no son del todo claras y tampoco han podido tapar lagunas legales.

Esto ha llevado a consumidores a infringir la ley sin siquiera saber que lo han hecho, lo que conlleva a multas, antecedentes penales o confiscación de plantas, semillas y/o equipos, y abre un debate sobre cómo mantenerse del lado correcto de las leyes sobre cannabis.

Uso personal

Para uso personal, el Tribunal Supremo fijó en 100 gramos la posesión legal de cannabis que puede tener cada individuo para su consumo. Asimismo, el Código Penal establece que serán castigados delitos como el cultivo en espacios públicos, la elaboración, el tráfico y la posesión que exceda la cantidad establecida con multas desde 601 hasta 30.000 euros.

A menudo se aprecian noticias sobre cultivos secretos de cannabis a los que la policía encuentra y confisca en redadas, pero todo esto hace referencia a cultivadores que infringen la ley, cultivándola con el objetivo de traficarla luego. En España, todo aquel que quiera comprar algunas semillas pennywise, Haze Berry u otro tipo de cepa, puede hacerlo legalmente siempre que sea para consumo personal y esté sujeto a las condiciones impuestas por la ley.

Según el Real Decreto 1729/1999, los cultivos de cannabis privados son legales siempre que no conlleven al uso excesivo de semillas y el límite de THC no sobrepase el 0,3%.

Cannabis medicinal

España, al igual que Bélgica, es un país en el que no se ha regulado el uso del cannabis medicinal, aunque no por ello deja de ser una de las naciones más avanzadas en cuanto al uso de la planta para fines terapéuticos. Aún así, varios especialistas indican que regular el cannabis medicinal podría beneficiar a pacientes españoles en la actualidad.

La administración del cannabis medicinal se hace siempre a través de aceites o en vapor. No está permitido fumar. De esta forma, se utiliza el cannabis para tratar dolores crónicos, náuseas y vómitos asociados a enfermedades, glaucoma, Síndrome de Gilles de la Tourette y más.

Incluso en España se fabrica Sativex, una solución para pulverización bucal que contiene extractos de cannabis y se utiliza para mejorar síntomas relacionados a la rigidez muscular (espasticidad) producto de la esclerosis múltiple; siendo esto un reflejo del desarrollo del cannabis medicinal en el país.

Un sector en crecimiento

La industria del cannabis no parará de crecer en los próximos años a nivel global. La perspectiva de mercado para los próximos 10 años arroja cifras millonarias derivada de la legalización en nuevos territorios y la mejora de las leyes en los países donde ya es legal.

En España, el mayor margen de crecimiento económico radica en la modificación en las leyes del cultivo. Si bien los cultivos personales son aceptados por la ley, los cultivos comerciales aún encuentran vacíos que podría impedir el aumento en las cifras ingresadas por cannabis con respecto a las ingresadas en los últimos años.

A su vez, el cannabis medicinal, a pesar de ser un punto fuerte en el mercado, podría someterse a regulaciones con el fin de lograr un crecimiento exponencial y conseguir una mejor posición en la industria global, ya que el país cuenta con una muy sólida base científica al respecto y podría potenciar con leyes su producción y comercio con fines de exportación.

TE RECOMENDAMOS