HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:30 CET
Jueves, 19/04/2018

Sindéresis

A qué tienes miedo

Tengo mucho miedo por mi hija, por su futuro, pero no puedo dejar que me domine.

es triste pero humano que nos definan nuestros miedos. O, más bien, que el miedo defina nuestros límites. Pero los miedos que nos definen como animales sociales no son atávicos, no son prehistóricos, no tiene que ver con la supervivencia al nivel en que nos puede dar miedo una araña o un relámpago. Los miedos que nos condicionan socialmente son aquellos que nos llevan a votar a la bota que nos está aplastando contra el suelo o la que asegura que aplastará a otros contra el suelo para protegernos. ¿A qué le tienes miedo?

¿Qué hace que sigas votando al Partido Popular? No puede ser por afinidad; ya no me lo creo. Tú no quieres votar a un partido financiando por un narcotraficante. Tú no quieres votar a un partido que en su propia sede destruye discos duros de ordenadores, que son pruebas en una investigación. No quiero creer que tu desees que gentuza de ese pelo decidan tu destino o el de tus hijos, a no ser que los prefieras a ellos porque pienses que te van a proteger de un mal mayor.
¿Cuál?

Ya hemos pedido dinero prestado para pagar las pensiones. Las putas pensiones. Tú sabes que si este país no se ha ido definitivamente al carajo, si no hay bandas organizadas de desesperados saqueando supermercados y urbanizaciones para poder comer, es porque los pensionistas, que se jubilaron con unas condiciones más o menos razonables, están manteniendo a hijos y nietos. Y si no lo sabes, porque vives de espaldas al mundo, yo te lo digo. Si no es por los abuelos, por las condiciones de jubilación que ganaron durante décadas de lucha sindical, este país entero sería un suburbio de Río de Janeiro. ¿Qué va a pasar al día siguiente de que el Partido Popular deje de gobernar? Es decir, por favor, cuéntame tu relato de destrucción y muerte, porque quiero entenderlo. ¿España se va a convertir en una especie de mezcla de Venezuela con Irán donde todos los miembros de ETA saldrán a la calle y se les concederá una licencia de taxi o de estanco? ¿Le van a quitar a la gente su segunda vivienda para dársela a los terroristas islámicos que vienen infiltrados entre los inmigrantes de Siria y se prohibirá la Semana Santa, la Navidad y los abrigos que no sean de pana? No, por favor, en serio, cuéntame tu relato.

Yo te puedo contar el mío, a qué le tengo miedo en caso de que el Partido Popular siga en el gobierno. Tengo miedo de que poco a poco, como han venido haciendo hasta el momento, tengan hombres dóciles en los puestos de poder de la Fiscalía, la judicatura y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.Tengo miedo de que se elimine para siempre la separación de poderes y absolutamente todos los recursos públicos estén a disposición de la promoción y salvamento del partido político más corrupto de Europa. Tengo miedo de que sigan derivando dinero a la prensa afín para que no nos llegue ninguna información que no sea la que ellos quieren y que, quizá no muy tarde, hayamos vuelto a la Edad Media. Hablando de lo cual, tengo miedo de que nadie elimine el delito de ofensa a los sentimientos religiosos, sino que muy al contrario, esta figura de nuestro código penal sirva para absolutamente cualquier cosa; por ejemplo, que manifestar tu creencia en otra religión que no sea la católica, o en ninguna, sea una ofensa.

Tengo mucho miedo por mi hija, por su futuro, pero no puedo dejar que me domine. No voy a agarrarme al pantalón del tipo más malo para ver si me protege, como estás haciendo tú, del tipo que te está pisando con la bota. Yo, cuando tengo miedo por los míos, pienso con frialdad porque sé que no puedo equivocarme en ninguna decisión. Uso la cabeza y peleo hasta que no puedo más. Que por mí no quede; que yo pueda mirar a mi hija y decirle que hice lo que pude mientras pude. Y tú, ¿qué estás haciendo por los tuyos?

COMENTARIOS