HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 12:14 CET
Lunes, 22/10/2018
ESTÁS EN:

Sin Diazepam

Adicto hasta al azafrán, palabrería sin anestesia, supero el 'mono' sin un mísero diazepam, aunque sueño con ansiolíticos

Hace seis años me convertí en futuro, me sembré en el mañana. Hace seis años vacié el continente llenándolo de contenido

format_quote

obre mis rodillas te enseñé el hambre, la miseria y por ende, la necesidad de que entiendas cuanto antes que quien no valora lo que tiene, no tiene nada

Durante el almuerzo, muerdo, mastico y crack, un trozo de muela menos… mi boca se deshace. Sus muertos. Ahora sí, debo acudir al dentista.

format_quote

La última vez que fui a un dentista el cabrón fumaba, no usaba bata, las paredes tenían más humedad que el pañal de un bebé. Sus uñas eran tan negras que se confundían con mis caries… ahora todo ha cambiado

Acude a mi memoria un chiste-adivinanza de mi madre que repetía durante mi infancia: ¿Qué es mejor, la miel da o regalá? Ahora lo sé, ninguna de las dos...

format_quote

Mientras preparaba mi asalto universitario durmiendo al raso en las calles de Málaga, descubrí los comedores sociales. Desayuno, comida (tres platos contando el postre) y cena. Una bendición a veces poco apreciada por los oriundos

Y esa lata de Aquarius y esa persiana bajada que luchaba contra los delgados haces de luz para crear sombras y figuras recortadas alrededor de tu cama

format_quote

Para ir al mercado, primo, te lo juro, doy un rodeo y aún así no me libro de ese escalofrío que me recuerda que la vida, si lo piensas, es una puta mierda.

Hay quien sobrevive con una bombona de oxígeno, hay quien llora mirando de soslayo un gotero. Es el reino del que se sale en un ataúd. Es el reino del abandono

format_quote

Los ojos se me derriten a cada zancada. Me convierto en una enorme lágrima que torna a roja y que se desintegra dejando un rastro de sangre. Me paro cuando vuelvo a ser nada. Sin ojos miro el charco que me precede. Me zambullo en él

Que os den a los aspersores del odio, que os den a los pobres de corazón. Que os den, pero bien, a los que la empatía la enterraron bajo el miedo.

format_quote

Y ese niño mañana, colorín, colorado, con su país destruido, morirá en la cubierta de un barco atestado de otros niños del mañana porque los puertos del mundo estarán cerrados con la mierda que sembraron sus padres. No hablo de todos pero me dirijo a muchos

Cargar más
Autor en Andalucia Información

Younes Nachett

Adicto hasta al azafrán, palabrería sin anestesia, supero el 'mono' sin un mísero diazepam, aunque sueño con ansiolíticos