Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 16/10/2021

Sevilla

El acusado de la violación de Triana reconoce los hechos y acepta casi 15 años de cárcel

El acusado viajó desde Córdoba a Sevilla para elegir a una víctima y perpetrar la agresión sexual, según ha reconocido ante el tribunal de la Audiencia

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Audiencia de Sevilla.

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ha resuelto este miércoles el juicio previsto esta misma jornada contra el varón acusado de presuntos delitos de agresión sexual, de lesiones, de detención ilegal y de robo con intimidación y uso de arma, después de que viajase desde Córdoba a la capital andaluza para elegir a una víctima y perpetrar la agresión sexual, hechos que ha reconocido el encartado, aceptando una pena de 14 años y diez meses de cárcel merced al acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes.

El acusado es Fernando G.S., de 57 años de edad a la fecha de los hechos, acontecidos el 28 de enero de 2020. Según informaba entonces la Policía Local, sobre las 00,45 horas ya de la madrugada del 29 de enero, una mujer alertó a los servicios de emergencias denunciando haber sido agredida sexualmente por un varón en su vivienda, en el barrio de Triana.

La víctima informaba de que, además de la agresión, tenía cortes en las manos ocasionados por un cuchillo que llevaba el agresor, trasladando a los efectivos policiales movilizados una descripción pormenorizada del autor de los hechos.

LA SIGUIÓ HASTA SU DOMICILIO

La mujer denunciaba que el agresor la había estado siguiendo y cuando llegó a la puerta de su domicilio, se abalanzó sobre ella con un cuchillo y la obligó a entrar en su vivienda.

Una vez en el interior, según el relato de la víctima, el presunto autor de los hechos le arrebató su teléfono móvil, cerró la puerta de la vivienda por dentro guardándose las llaves en el bolsillo y estuvo durante tres horas agrediéndola sexualmente.

Tras el despliegue de un amplio dispositivo de agentes de la Policía Nacional y la Policía Local, y merced a la descripción aportada por la mujer, sobre las 3,45 horas de aquella madrugada una dotación de agentes de la Policía Local identificaba al presunto agresor en la calle Arjona, cerca de la estación de autobuses de Plaza de Armas, donde fue detenido por los efectivos.

El encartado, con antecedentes por delitos similares y que había cumplido ya condena en prisión durante más de 25 años, reconoció ante los investigadores que residía en Jaén y que se desplazó desde Córdoba hasta Sevilla para elegir una víctima y perpetrar la agresión sexual, atribuyéndole la Fiscalía presuntos delitos de agresión sexual, de lesiones, de detención ilegal y de robo con intimidación y uso de arma, con la agravante de reincidencia en los delitos de agresión sexual, lesiones y robo con intimidación y uso de arma blanca, extremos por los que reclamaba inicialmente para él un total de 34 años de prisión.

A JUICIO EN LA AUDIENCIA

Ya este miércoles, la Sección Primera de la Audiencia ha zanjado el juicio previsto en su contra, aunque mediante un acuerdo de conformidad entre la acusación particular ejercida por la víctima, la Fiscalía y la defensa del encartado.

Merced a dicho acuerdo, el acusado ha reconocido ante el tribunal los hechos atribuidos, tras lo cual ha comparecido la víctima para ratificar el contenido de su denuncia; y después han declarado el agente que arrestó al encartado y los responsables de la prueba genética practicada al mismo.

También han declarado los forenses autores de los informes elaborados sobre las lesiones físicas y psicológicas sufridas por la víctima, siendo además abordados los informes psiquiátricos sobre el cuadro paranoide que presenta el encartado.

Tras la celebración de tales pruebas, y merced al mencionado acuerdo de conformidad entre las partes, el acusado ha aceptado una condena a 14 años y diez meses de cárcel, en concreto diez años por un delito de agresión sexual en concurso con otro delito de detención ilegal; tres años y cuatro meses más de cárcel por un delito de lesiones y otro año y seis meses de cárcel por el delito de robo con intimidación y uso de arma.

EN EL PSIQUIÁTRICO PENITENCIARIO

El acusado, que desde su arresto ha estado sometido a prisión provisional, cumplirá las citadas penas de cárcel en un hospital psiquiátrico penitenciario a cuenta de su estado mental, siéndole además impuestos diez años de libertad vigilada una vez cumplidas las penas de prisión y 20 años de prohibición de acercarse a la víctima o comunicarse con ella, así como una indemnización de 45.000 euros en favor de la mujer.

En ese sentido, si bien el ya condenado está declarado insolvente, ha hecho entrega de las escrituras públicas de propiedad de dos inmuebles para satisfacer la citada cuantía.

COMENTARIOS