Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 19/06/2021

Sevilla

Los sindicatos exigen acabar con la muerte cada 12 días de un trabajador en el tajo

Los sindicatos se han concentrado en las setas de la Encarnación este miércoles para denunciar las "precarias condiciones de trabajo"

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • CCOO y UGT se concentran contra la siniestralidad laboral.

UGT Sevilla y CCOO de Sevilla han exigido este miércoles, Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo, la plena integración de la salud laboral en la salud pública con el objetivo de atajar la siniestralidad laboral.

Lo han hecho mediante una concentración cumpliendo con todas las medidas de seguridad frente a la COVID-19, en las Setas de la Encarnación, done bajo el lema La prevención es esencial han participado 200 sindicalistas para denunciar las "precarias condiciones de trabajo" que están en el origen de la siniestralidad laboral y reclamar soluciones a empresarios y administraciones públicas.

El secretario general de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, ha recordado que en 2020 los accidentes mortales en jornada de trabajo aumentaron un 70%, mientras que, en lo que llevamos de 2021, seis personas han fallecido en jornada laboral: "Cada 12 días muere en Sevilla un hombre o una mujer en su puesto de trabajo, muertes que son todas evitables si mejoramos los sistemas preventivos, si invertimos en una mayor y mejor formación y si las administraciones ejercen un verdadero control sobre esas empresas que incumplen la normativa y que acaban generando auténticos dramas familiares".

El secretario de Salud Laboral, Medio Ambiente, Transición Justa y Delegaciones Locales de UGT Sevilla, José Armando Rodríguez, ha señalado que "se incumple la normativa de prevención de riesgos laborales por parte de las empresas, hay una masiva externalización de la gestión preventiva que unida a la precarización de las condiciones de trabajo, entre las que predomina la inestabilidad en el empleo, la alta temporalidad -en torno al 25%- o la parcialidad involuntaria, da lugar a que no se esté garantizando la seguridad y salud de los trabajadores y las trabajadoras en sus puestos de trabajo".

Así, Aristu ha reclamado que la salud laboral figure "en el centro de la agenda política, especialmente" en el caso de los perfiles laborales reconocidos "como esenciales" y que deberían tener reconocida la COVID-19 como enfermedad profesional. Además, ha vuelto a pedir la derogación de la reforma laboral de 2012, que ha provocado "una pérdida de derechos democráticos en los centros de trabajo que tenemos que recuperar".

Rodríguez, de su lado, ha explicado que "para poner freno a este goteo incesante es preciso establecer unas condiciones laborales más dignas, avanzar hacia un mercado laboral con empleo estable y de calidad y derogar ya las dos últimas reformas laborales, en especial la de 2012, que ha devaluado el trabajo, disparado la temporalidad y parcialidad de los contratos y ha promovido la aparición de riesgos psicosociales que derivan en infartos y derrames cerebrales, primera causa de muerte en el trabajo".


Durante la concentración se han guardado seis minutos de silencio en honor a los las víctimas mortales de la siniestralidad laboral de este año.

COMENTARIOS