El tiempo en: Andalucía
Miércoles 14/04/2021

Sevilla

El PP pide a Espadas "frenar la oleada de inseguridad" que denuncia que hay en Sevilla

El portavoz Beltrán Pérez ha alertado de un "nuevo ataque al domicilio de un dirigente vecinal de la Alfalfa"

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El grupo municipal del PP en la Alfalfa.

El grupo municipal del Partido Popular ha alertado de "un nuevo ataque al domicilio de un dirigente vecinal de la Alfalfa" y ha exigido a Espadas que ponga todos los medios disponibles para frenar esta "oleada de inseguridad, vandalismo y amenazas a los representes de los vecinos".

El portavoz del Partido Popular, Beltrán Pérez, junto a los concejales Jesús Gómez Palacios y Ana Jáuregui, han mantenido este miércoles una reunión con vecinos de la Alfalfa que le han traslado los problemas de ruidos y la preocupación por el incremento de la tensión y los episodios de amenazas y vandalismo a dirigentes vecinales en sus domicilios.

El Partido Popular explica que, tras amanecer hace unos días la casa de un dirigente vecinal de la calle Pérez Galdós rociada con 25 kilos de pintura de esmalte, durante la pasada noche otro domicilio de un representante de la asociación “Alfalfa Degradada”, en la calle Don Alonso El Sabio, ha sido víctima de otro ataque con pintura.

Para el Partido Popular es prioritario, en primer lugar, que se ataje esta oleada de amenazas y presiones a aquellos vecinos que se están dejando la piel por el bienestar de su barrio. “Es inaceptable que esta situación se esté recrudeciendo cada día que pasa, por lo que le exigimos al alcalde que refuerce la seguridad en la zona y proteja a los vecinos”, explica el portavoz popular, Beltrán Pérez. “El Ayuntamiento debe actuar de manera contundente si no quiere que esta situación se le vaya de las manos”, añade.

En segundo lugar, el Partido Popular ha pedido que se establezcan las inspecciones que sean necesarias para garantizar el derecho al descanso de los vecinos. “Entre los dos domicilios que han sido atacados hay una residencia de ancianos cuyos usuarios no deben convivir ni con los ruidos ni con las situaciones de violencia que se están empezando a dar”, explica Pérez.

“No se puede tener al barrio atemorizado porque, el problema no es la pintura que se arroje a un domicilio sino el mensaje que se da con ese ataque, poniendo a los vecinos que denuncian en el blanco de las presiones, de las coacciones y las amenazas”, añade.

“Desde el Grupo Municipal ofrecemos todo nuestro apoyo y amparo. No se puede tolerar los ataques y esta oleada de agresiones de los bienes y propiedades de las personas que defienden el derecho al descanso y esperemos que no vaya a mayores”, ha concluido.

COMENTARIOS