El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Sevilla

Un colegio denuncia que una clase fue confinada "una semana después"

La Asociación de Madres y Padres del Arias Montano, en la Macarena, critican que ninguna administración "responde a nuestras peticiones de información"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Cuadernos en una mesa.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) 'Arias Montano', ubicado en el sevillano barrio de la Macarena, ha criticado la falta de información y de comunicación con la Consejería de Salud, lo que ha conllevado a que una de las clases se confinara por Covid-19 "una semana después" de lo que habría de haberlo hecho.

En un comunicado, los padres indican que ni la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía --la Administración competente en materia sanitaria--, ni el centro de salud del Alamillo, ni el Ayuntamiento "responden a ninguna de nuestras peticiones ni solicitudes de información".

"La coordinadora Covid del colegio lleva semanas con problemas graves de comunicación con su enlace Covid en Sanidad. Estos problemas están provocando situaciones absolutamente surrealistas, como que un grupo completo de 4º de Primaria se entere de que, con varios positivos en clase, debería estar en casa confinado con una semana de retraso y que después el Centro de Salud del Alamillo se niegue a darnos explicaciones sobre lo ocurrido", advierten, indicando que el 15 de octubre se recibió la notificación de que la cuarentena debía guardarse desde el día 8 hasta el 18 de ese mismo mes.

Consideran que esta situación es "absolutamente inadmisible" porque, "cada vez que la coordinadora del colegio ha tratado de comunicarse con su enlace Covid y no lo ha conseguido, el riesgo de propagación del coronavirus en el centro ha subido un escalón más". "Nos reservamos la posibilidad de tomar todas aquellas medidas que estén a nuestro alcance si la situación no se revierte a corto plazo", avisan.

La AMPA detalla que, desde que se empezó a plantear este curso, marcado por la pandemia originada por el coronavirus, se han realizado varias peticiones a las "instituciones responsables de garantizar la seguridad" de los menores, intentando ponerse en contacto "de manera oficial y extraoficial en varias ocasiones", pero sin respuesta.

Además, señala que en agosto se solicitó al Ayuntamiento una puerta trasera en la escuela, "puerta que ya existía en el vallado del Centro hace años, para facilitar la entrada y salida de 600 alumnos, pero no tenemos ninguna respuesta a dicha petición".


Por otro lado, añade que al empezar el curso el servicio de aula matinal "no contaba con el número de monitores suficiente para garantizar la separación de alumnado por grupos de convivencia, tal y como se había establecido en el Protocolo Covid aprobado en el centro". Esto fue solicitado a la Delegación de Educación de la Junta con "cero respuestas" al respecto.

COMENTARIOS