Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 23/09/2021

Sevilla

Derecho propone empezar las clases online durante tres semanas

El Decanato lleva a la Junta de Facultad una propuesta de comienzo de curso en la que aplaza la presencialidad hasta que no estén instaladas las cámaras

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La Facultad de Derecho.

La Junta de Facultad de Derecho se reúne hoy miércoles para abordar la propuesta de comienzo de curso que ha elaborado el Decanato que dirige Alfonso Castro. El documento recoge que “la docencia de las primeras semanas del curso (las dos o incluso tres primeras) se realice de modo telemático en los horarios previstos”. El Decanato se decanta por esta opción de arranque “hasta que se cuente con todas las cámaras operativas en las aulas y dispongamos de listados definitivos de clase, concluido el periodo de matrícula”. El plazo de matriculación no concluye hasta el 13 de octubre, y se alarga al día 16 para el caso de los cambios de grupos.

Las cámaras en este centro, con 32 aulas, empezarán a instalarse este miércoles 30 de septiembre y “los trabajos se han programado a razón de tres o cuatro equipos al día”. En total, la Universidad de Sevilla instalarán en todos sus campus más de 600 cámaras y cerca de 300 equipos de micrófonos.

Igualmente, el Decanato de Derecho sostiene en su propuesta que es “extraordinariamente” difícil subdividir en “grupos serios y definidos de rotación” la docencia para poder arrancar con un sistema híbrido. Una vez pasadas las, al menos, primeras tres semanas del curso, el equipo de gobierno de Derecho apuesta por pasar a dicho modo de docencia híbrida con “turnos rotatorios que habrán de ser fijos (una semana parece lo razonable) y con módulos establecidos y centralizados (por letras) para evitar que cada profesor pudiera realizarlos como estime oportunos”, lo que dificultaría la “recepción de la docencia por parte de los estudiantes en un mismo grupo de clase”. Derecho elaborará un “calendario minucioso y público” con todo el reparto y organización de la docencia “dejando claro que, tras este breve periodo inicial”, las clases serían “siempre presenciales para el profesor y rotatorios para los estudiantes”. El Decanato persigue que el acceso de los alumnos pueda realizarse de “manera segura y cierta, recibiendo en cambio toda la docencia desde el principio”.

Hasta que las cámaras no estén pues operativas, el profesor impartirá sus clases online desde “el lugar que cuente con los medios más oportunos”. Esto abre un abanico de posibilidades: desde su despacho, el aula o instalaciones fuera de la facultad. Esto último impediría “cumplimentar la hoja de firmas”, por lo que el Decanato propone que la impartición de la clase en el horario oficial fijado quede probada con la sesión correspondiente en la plataforma Blackboard Collaborate”.

El Decanato asegura, por último, que esta propuesta “cuenta con el respaldo e informe favorable en bloque de la Comisión de Seguimiento y de la Comisión Académica de la Facultad, con representantes de todos los sectores”.

COMENTARIOS