HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 21:28 CET
Miercoles, 28/10/2020

Sevilla

Se enfrenta a un año de cárcel por tirar a la basura a su gato tras atropellarlo

Cuando la Policía Local lo localizó en el contenedor, estaba ya "agonizando" y hubo que practicarle la eutanasia

  • Tribunales.

La Fiscalía de Sevilla reclama un año de prisión para un hombre acusado de haber arrojado presuntamente a la basura a su propio gato, cuando estaba maullando y herido de gravedad tras haber sido atropellado por esta misma persona, siendo finalmente practicada la eutanasia al animal porque cuando la Policía Local lo trasladó a una clínica veterinaria estaba ya "agonizando".

Según el escrito de acusación de la Fiscalía respecto a este asunto tramitado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cinco de Sanlúcar la Mayor, el pasado 14 de febrero, el acusado, cuya identidad responde a las iniciales J.G.D.C., "portaba en el interior de su vehículo todoterreno estacionado en la calle Arriba de Villamanrique de la Condesa un gato que, por haber sido atropellado previamente en circunstancias que no han quedado debidamente concretadas, se hallaba maullando y herido de gravedad".

Alertados por una vecina, según este escrito de la Fiscalía recogido por Europa Press, unos agentes de la Policía Local localizaron al acusado en un establecimiento cercano y le requirieron para que, dado que el felino aún mostraba signos de vida, "le prestase el auxilio debido, dado que el acusado les manifestó que el animal era de su propiedad y que le había atropellado en su finca".

El acusado, según la Fiscalía, habría asegurado a los agentes que "llevaría al animal a un veterinario", pero "lejos de hacerlo y con total desprecio por la vida del animal, tan sólo se dirigió hacia una calle cercana y lo arrojó aún con vida a un contenedor de basuras".

Los mismos policías locales, tras ser nuevamente alertados por una vecina, rescataron al animal y "de forma inmediata le llevaron a la Clínica Veterinaria Calderón, sita en la localidad de Pilas, donde, dado que presentaba heridas muy graves y se hallaba ya agonizando, se procedió a aplicarle una eutanasia con ulterior incineración", costeando el Ayuntamiento de Villamanrique los gastos de 80 euros implícitos en todo ello.

Ante ello, la Fiscalía considera que el acusado es autor de un delito contra la fauna por maltrato de animal habitualmente domesticado, con ulterior muerte, reclamando para él un año de cárcel y tres años inhabilitación especial para profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, así como una indemnización de 80 euros en favor del Ayuntamiento de Villamanrique.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Los grupos municipales acuerdan incrementar el número de policías en el centro
chevron_right
Bono es el favorito de Lopetegui