Actualizado: 10:53 CET
Viernes, 07/08/2020

Sevilla

Endesa: el 90% de la demanda de luz del Polígono Sur es ilegal

Tras la denuncia de Adelante, la compañía defiende que colabora con las administraciones y recuerda que sólo el 11% de los usuarios tiene contrato allí

  • Electricidad.

La compañía eléctrica Endesa ha destacado su colaboración con las Administraciones públicas en todo momento para apoyar las soluciones que se pueda dar ante la situación que se vive en el Polígono Sur, donde actualmente sólo un 10% por ciento de los usuarios tiene contrato, es decir que alrededor del 90 por ciento de la demanda energética se produce de enganches ilegales, lo que acaba saturando la red.

Después de que desde Adelante Sevilla se pidan más inversiones en la zona para acabar con los cortes de luz, desde Endesa se ha destacado a Europa Press las partidas destinadas a su red en el entorno, donde además la potencia instalada por la compañía quintuplica el número de clientes que tienen contratado el suministro.

El problema surge con los enganches ilegales y las plantaciones de marihuana, que van en aumento y que consumen una energía equivalente a unos 80 pisos de media cada una, lo que provoca la sobrecarga de la red ante un consumo desmedido. De hecho, Endesa ha registrado por esta causa unas 400 incidencias en sus redes de distribución, provocando la falta de suministro a sus clientes en esta zona.

Así, apunta a los más de 600.000 euros en actuaciones de mejora en la calidad y seguridad de los suministros eléctricos en el Polígono Sur, en las redes y en asegurar el suministro a los clientes, pero sobre todo para proteger a las personas ante las graves consecuencias que conlleva la manipulación de las redes de distribución

En este sentido, incide en que se realizan todos los "esfuerzos técnicos y humanos posibles" en un asunto cuyo problema "no radica en una gestión deficiente de la compañía o en la falta de inversiones" en la zona. Así, destaca su colaboración con las Administraciones para abordar un problema que entiende que pasa a la esfera social o de orden público, ya que los cortes de luz son la consecuencia de otras situaciones más que de que haya problemas concretos en la red.

Este asunto era abordado hace pocas semanas en una de las reuniones mantenidas por Endesa con las Administraciones, en este caso con la Junta de Andalucía y el Comisionado del Polígono Sur, donde se puso de manifiesto el problema del fraude eléctrico, originado principalmente por el cultivo de marihuana. De hecho, Endesa ha llevado a cabo entre 2019 y 2020 unas 25 intervenciones conjuntas con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado al efecto de detectar y desmontar instalaciones eléctricas ilegales relacionadas con esas plantaciones en la zona.


PRESERVAR LA SEGURIDAD DE REDES, "BOICOTEADAS 249 VECES ESTE AÑO"

Desde Endesa, se incide en que la saturación de las redes provoca que las protecciones de las instalaciones salten con el fin de preservar la seguridad de las personas que viven en estos entornos. Por ello, la compañía ha hecho un esfuerzo inversor para reforzar esta seguridad renovando la totalidad del cableado de Media Tensión en zonas como La Oliva, sustituyendo tres centros de transformación afectados por la sobrecarga que registraban y telemandando ocho instalaciones con el fin de poder actuar de forma inmediata ante cualquier incidencia.

Estas actuaciones en las redes de Media Tensión del Polígono Sur por si solas han supuesto una inversión de más de 525.000 euros, una cifra a la que se unen las inversiones llevadas a cabo en las redes de Baja Tensión.

En este ámbito, Endesa ha invertido cerca de 100.000 euros en mejoras en barriadas como Murillo y ha renovado tecnológicamente varios centros de transformación con el fin de reforzarlos ante enganches ilegales. Todas estas medidas han ido acompañadas además por las actuaciones conjuntas con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para detectar y desmontar instalaciones eléctricas ilegales.

"Los enganches ilegales que se han registrado en esta zona de Sevilla se llevan a cabo en muchas ocasiones con materiales no adecuados y sin cumplir ningún tipo de norma de seguridad. Las viviendas que se encuentran enganchadas ilegalmente, en algunos casos bloques de edificios enteros como se ha podido comprobar en alguna de las intervenciones realizadas con las Fuerzas de Seguridad, carecen de los sistemas de protección básicos que toda vivienda tiene que tener", avisa.

Así, destaca que en las zonas donde se registran enganches ilegales masivos la única protección que funcionaría es la de las redes de Endesa, "que también son boicoteadas, hasta en 249 ocasiones en lo que va de año, eliminando así la seguridad para las personas y el entorno".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Adelante exige a Endesa que acabe con los cortes en las Tres Mil
chevron_right
Sevilla: una decena de casos desde el fin del estado de alarma