Actualizado: 14:13 CET
Lunes, 03/08/2020

Sevilla

Clausuran los chiringuitos de un parque de Estepa por exceso de aforo

El alcalde de la localidad sevillana, Antonio Jesús Muñoz, asegura que fue tal la acumulación de personas que los concesionarios fueron incapaces de controlarlo

Cargando el reproductor....

El Ayuntamiento de la localidad sevillana de Estepa decidió el pasado sábado clausurar y precintar los chiringuitos del parque Rafael Alberti ante el exceso de aforo registrado, debido al "efecto llamada" que la apertura de la temporada veraniega tuvo en los pueblos vecinos, una decisión que se adoptó de forma consensuada con los concesionarios y que se mantendrá durante todo el verano.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, la madrugada del viernes al sábado se abrieron tres de los kiosco bar del parque Rafael Alberti por primera vez esta temporada veraniega. Sin embargo, "el exceso de aforo ante el efecto llamada en los pueblos de alrededor, provocó el cierre y precintado de estos locales durante la mañana del sábado", una decisión que se mantendrá "durante toda la temporada de verano y que comprenden las personas concesionarias de estas licencias".

La inauguración de esta zona de ocio juvenil, que cuenta con cuatro kiosco bar, se produjo el viernes y "tal fue la acumulación de personas en el recinto, que se sobrepasó el aforo permitido, sin que los concesionarios de los kiosco bar fueran capaces de controlarlo", aseguran en el comunicado, en el que concretan que el viernes abría tres de los chiringuitos mientras que el cuarto "pensaba hacerlo más adelante".

Ante esta situación, en la mañana del sábado el alcalde de Estepa, Antonio Jesús Muñoz Quirós, "decidió decretar el cierre y precintado de esta zona de ocio, tras consensuar la medida con los propios concesionarios. Una medida que pretende preservar la salud pública ante la imposibilidad de controlar el aforo en espacios abiertos", apuntan.

La Policía Local fue alertada por varios vecinos debido al excesivo ruido de la música de esta zona de ocio durante la noche del viernes. "Cuando se personaron allí, pudieron comprobar que se estaban incumpliendo las medidas preventivas de seguridad y protección frente al Covid-19, ya que se había sobrepasado el aforo", relatan.

Tras la intervención de los agentes, "fueron los propios adjudicatarios quienes aplicaron el protocolo preventivo desalojando la zona y admitieron verse desbordados ante el efecto llamada que la publicidad de la inauguración había tenido".


Esta zona de ocio, que se abre cada verano, pretendía diversificar la oferta para los jóvenes, además de evitar las “botellonas incontroladas”. Sin embargo, durante el presente verano, no volverá a abrir sus puertas y se intensificarán los controles de Policía Local y Guardia Civil por la localidad, para preservar las medidas de protección frente al Covid-19, apuntan en el comunicado.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Detenido por saltarse el alejamiento y volver a amenazar a su ex
chevron_right
La ROSS actuará este jueves en centro cívico San Pablo