Actualizado: 14:13 CET
Lunes, 03/08/2020

Sevilla

300 profesores de la US exigen una docencia presencial

Impulsan un manifiesto en el que abogan por "una docencia en grupos reducidos, habilitando espacios de forma imaginativa"

  • Rectorado de la Universidad de Sevilla.

La representación del profesorado de la Universidad de Sevilla ha hecho público un manifiesto en defensa de la calidad de la docencia universitaria reclamando negociación y diálogo al Rectorado para la docencia en el curso 2020-2021, un documento que ya cuenta con unas 300 adhesiones, además del apoyo del comité de empresa, la Junta de Personal Docente Investigador (PDI) y las asociaciones de docentes Adius y Universidad y Compromiso Social.

El portavoz de esta iniciativa, Enrique de Álava, médico, profesor titular de Anatomía Patológica e investigador, ha indicado a Europa Press que, aunque se reconoce la situación complicada que afronta la Universidad, la gestión no se ha realizado de forma "correcta" desde la Hispalense, por lo que se pide que las partes se sienten a hablar con la mano tendida.

"Tenemos que unir fuerzas", indica, tras recordar que el manifiesto, que cuenta con el apoyo de personal "de todas las facultades y sectores del profesorado", ha sido ya publicado en redes sociales y en las webs de las entidades que lo respaldan para recabar un mayor número de apoyos, entre ellos de estudiantes, pudiéndose acceder a través de enlace 'https://bit.ly/2NVE2Og'.

En esta marco, detalla que el manifiesto propone afrontar "la crisis del modelo de enseñanza, puesta de relieve durante la pandemia, con una docencia predominantemente presencial, activa y en grupos reducidos, habilitando espacios de forma imaginativa".

En un comunicado, indica que los docentes universitarios critican la "rigidez normativa y el reduccionismo digital" del Rectorado, así como la "saturación de las aulas en muchos grados, la falta de profesorado para impartir una docencia de calidad y la desatención a la conciliación personal". Además, subrayan que "los aprendizajes profundos y duraderos que la Universidad debe promover se basan en una docencia activa e investigativa en la que el encuentro en el aula es irremplazable".

Por ello, los docentes reclaman diálogo y la apertura urgente de una negociación. "En una institución democrática como es la Universidad, cuna del pensamiento crítico, resulta totalmente improcedente imponer normas sin un análisis riguroso y sin diálogo cuando todavía tenemos tiempo para ello", afirma De Álava.


Defiende el "valor social" de la educación universitaria y la necesidad de su "reconocimiento efectivo por parte de los gobiernos de las Universidades". "La pandemia nos ha recordado el valor social de la docencia universitaria. Es el momento de darle también valor académico dentro de la propia Universidad", afirma De Álava.

De este modo, los profesores proponen un "plan imaginativo" de habilitación de potenciales espacios de enseñanza presencial, como patios, parques, gimnasios o a través de la cesión de aulas de unos centros a otros, que cumpla las normas de seguridad, así como "criterios flexibles que respeten la autonomía y creatividad del profesorado y le ayuden a cumplir su compromiso con un cambio (real y no formal) del modelo de aprendizaje basado en una verdadera adaptación del Plan Bolonia, frenando la eliminación de grupos y el aumento del tamaño de los mismos, respetando y mejorando las condiciones laborales y la conciliación personal del profesorado, e incentivando la buena docencia".

"El Rectorado de la Universidad de Sevilla no está fomentando la calidad de la docencia y los derechos del profesorado con su política de reducción de grupos y bloqueo a la contratación de profesorado. Hay soluciones y alternativas viables para una docencia de calidad en tiempos de pandemia que el Rectorado parece estar ignorando y que queremos llevar a la práctica", concluye De Álava.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Consistorio garantiza un servicio normal en el crematorio municipal
chevron_right
Sevilla será sede del segundo encuentro matemático más relevante