Actualizado: 14:13 CET
Lunes, 03/08/2020

Sevilla

Vuelven a licitar el estudio técnico para la reforma del Pabellón Real

La Gerencia de Urbanismo ha vuelto a sacar a licitación el proyecto para reformar el Pabellón Real y adaptarlo a museo de Aníbal González

  • Pabellón Real.

La Gerencia de Urbanismo de Sevilla ha vuelto a sacar a licitación la asistencia técnica para la elaboración de estudios técnicos previos a la redacción del proyecto de ejecución de las obras de reforma y adaptación a uso expositivo del Pabellón Real, ubicado en pleno Parque de María Luisa y que se convertirá en un museo dedicado a Aníbal González y al regionalismo, como ya adelantó la pasada semana Viva Sevilla.

Según los pliegos del contrato, recogidos por Europa Press, el Ayuntamiento hispalense ha publicado la licitación por alrededor de 25.000 euros para la realización de los análisis geotécnicos y de conservación de determinados elementos, entre otros para poder desarrollar la actuación de reforma de este inmueble. Estos estudios y trabajos previos se ejecutarán, según las previsiones municipales, cuando se produzca el traslado previsto de la sede de la Delegación de Empleo ubicada en este espacio a las Naves de Hytasa.

Concretamente, se abordará el estudio geotécnico y el reconocimiento de la cimentación existente, el análisis patológico sobre el estado del inmueble y la realización de catas para la localización de posibles preexistencias ocultas del edificio original, el estado de las instalaciones del edificio actual, así como el estudio sobre el estado de conservación de los elementos cerámicos interiores y de los artesonados y elementos ornamentales de madera.

El equipo mínimo para su desarrollo es de media docena de personas, entre las que se encuentra un arquitecto como director de equipo; un arquitecto técnico; un geólogo; un licenciado en Ciencias Químicas; uno o varios arquitectos, ingenieros industriales especialistas en instalaciones de la edificación y uno o varios licenciados en Bellas Artes especialistas en restauración de elementos de cerámica vidriada, de fábrica de ladrillo visto artesanal aplantillado y de artesonados de madera. Se requiere además experiencia mínima de tres años en la materia.

De este modo, todos los trabajos de ejecución de catas y de toma de muestras de materiales del edificio que sean pertinentes se realizarán bajo tutela de un equipo especialista en restauración, con objeto de salvaguardar de posibles daños aquellos elementos de interés patrimonial o artístico. Además, se realizarán, como mínimo, reconocimientos generales de la estructura del edificio, "de las deformaciones existentes, soluciones constructivas incorrectas, defectos de construcción, corrosión de elementos metálicos, patologías de cimentaciones, de cubiertas y provocadas por humedades y, de deficiencias de conservación".

A partir de las tomas de muestras, de los ensayos y pruebas que se realicen, se definirán las características resistentes de los materiales y su estado de conservación. Se usarán técnicas adecuadas en cada caso, dando especial preferencia a ensayos no destructivos en aquellos elementos que por su estado se consideren críticos. De igual forma, se realizará también el correspondiente mapa de humedades, utilizando los aparatos y medios específicos para ello. De acuerdo a los resultados que arroje este estudio, se establecerán las soluciones consideradas más oportunas de cara al futuro uso expositivo del inmueble.


El Pabellón Real, localizado en el Parque de María Luisa, constituye uno de los principales referentes del regionalismo en Sevilla. El proyecto original del edificio fue redactado por Aníbal González y Álvarez Ossorio en 1912, y su construcción finalizó en noviembre de 1915. Entre los años 2017 y 2018, el Ayuntamiento ha llevado a cabo un importante proyecto de restauración de sus fachadas y elementos ornamentales, cuyo coste ha ascendido a 1,1 millones de euros, y que ha permitido "la completa recuperación de éstos tras el avanzado estado de deterioro que presentaban", según el Consistorio.

En concreto, las obras estuvieron encaminadas a la conservación y restauración de los elementos cerámicos de la fachada --parte de los cuales tuvieron que ser reconstruidos dado el profundo deterioro en que se hallaban--, y a la mejora de las condiciones de los muros exteriores. Gracias a la intervención desarrollada pudieron recuperarse también todas las piezas de cerámica vidriada y barro tallado que tan profusamente decoran las fachadas de este edificio.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Tres detenidos e intervenidas 7.500 prendas falsificadas en Sevilla
chevron_right
Cs reclama un uso para el antiguo mercado de la Cruz del Campo