Actualizado: 15:50 CET
Martes, 11/08/2020

Sevilla

La Olavide ya tiene un modelo de clases para el próximo curso

Como en el caso de la Universidad de Sevilla, hay un escenario en el que habrá clases presenciales y online simultáneas

  • Pablo de Olavide.

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) ha adoptado un escenario A de enseñanza multimodal que combina de manera flexible clases presenciales, clases 'on line' --sincrónicas--, enseñanza dual y actividades formativas no presenciales --asincrónicas--, pero contempla también un escenario B de enseñanza estrictamente 'on line' en caso de que lo requieran las autoridades sanitarias.

Así, la UPO ha aprobado en consejo de gobierno el acuerdo marco para la planificación, ejecución y adaptación de las enseñanzas universitarias a las contingencias y exigencias sanitarias derivadas de la Covid-19 durante el curso académico 2020/2021, conforme a los criterios establecidos en el acuerdo marco del Gobierno andaluz y las universidades andaluzas del pasado 16 de junio, informa en un comunicado.

En este sentido, el modelo elegido por la UPO para el inicio del curso es un formato que requiere la adaptación de la docencia, combinando la actividad presencial y no presencial. La experiencia en la adaptación realizada durante el curso actual 2019/20 ha servido para comprobar "la resiliencia del sistema universitario andaluz", en general, y de la Pablo de Olavide en particular, "que ha trabajado y sigue haciéndolo para minimizar los riesgos de salud en la comunidad universitaria", al tiempo que garantiza la adquisición de competencias establecidas en memorias de verificación de títulos.

En todo caso, este acuerdo marco se deberá implementar respetando los calendarios académicos de Grado y Postgrado ya aprobados en consejo de gobierno, así como los Planes de Ordenación Docente (POD), aprobados por los consejos de departamento y, "con alguna salvedad, los horarios generales aprobados por los centros". Para este escenario A, el plan aprobado este lunes contempla, con carácter general, los siguientes criterios:

Las asignaturas deberán tender hacia el máximo porcentaje de presencialidad posible, teniendo en cuenta las cautelas de seguridad que establezcan las autoridades competentes.
Las modalidades presencial, 'on line' sincrónica o dual deberán sumar, como mínimo, el 80% de las horas de docencia requeridas en cada asignatura.

En las asignaturas que cuenten con espacio asignado que impida el distanciamiento social recomendado pero que estén preparadas para la modalidad de enseñanza dual, se procurará que el 50 por ciento del alumnado asista presencialmente al aula, mientras que el resto siga la sesión mediante las herramientas disponibles en el campus virtual de la Universidad, "rotando, en la medida de lo posible, la asistencia presencial de los grupos".


No obstante, el profesorado que disponga de equipamiento suficiente para el 'streaming' podrá implementar la modalidad dual en cualquier espacio asignado por la Universidad desde el inicio del curso. "La institución procurará reforzar la conexión wifi en todo el campus". Las actividades en modalidad de enseñanza 'on line' asincrónica podrán suponer un máximo del 20 por ciento de las horas docentes de interacción entre profesor y estudiante requeridas en la asignatura.

Junto a estos criterios generales, el plan incluye también diversos criterios específicos en el marco de la evaluación, tutorías, horarios, prácticas externas, tesis doctorales, defensas de TFG y TFM. Debido a las particularidades de cada Grado y de cada asignatura, serán los centros los que establezcan los criterios básicos para la organización, coordinación y control de las actividades docentes atendiendo a las pautas de carácter general y específico establecidas en este acuerdo marco de la Universidad.

Cada facultad desarrollará las instrucciones oportunas por tipología de asignaturas u otros criterios relevantes, teniendo en cuenta las características de las titulaciones y la oferta compartida con otros centros. Tanto el rector de la UPO, Vicente Guzmán, como el vicerrector que ha presentado la propuesta, Miquel Gual, han subrayado que este acuerdo "debe ser validado por la Consejería de Sanidad y por las autoridades sanitarias" a la espera de un protocolo específico que marque las medidas y pautas fundamentales del inicio de curso con relación al uso de espacios y al uso de medidas de protección individual de la comunidad universitaria, especialmente las medidas dirigidas a los estudiantes y, sobre todo, a aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Por último, el rector y el equipo de gobierno han mostrado su agradecimiento a los miembros del consejo de gobierno y a quienes han participado en la concreción del documento por las contribuciones realizadas que han permitido mejorar significativamente el plan para la Universidad de cara al próximo curso. Asimismo, han querido agradecer a toda la comunidad universitaria el esfuerzo realizado y la "actitud proactiva" que ha sido necesaria para abordar con garantías el curso 2020/2021 ante la difícil e incierta situación que ha generado la pandemia, añade el comunicado.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El Real Betis tiene la segunda peor defensa del campeonato
chevron_right
El Pleno aprueba este martes 8,7 millones para la factura del Covid