Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Un partido y poco más para Rubi

El entrenador del Real Betis se sentará en el banquillo visitante de San Mamés, a pesar del mal partido del equipo ante el Granada

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El técnico del Real Betis, Rubi, durante el encuentro correspondiente a la jornada 29 ante el Granada. -

Rubi seguirá al frente del Real Betis, al menos, una jornada más. El entrenador bético continuará en su cargo a pesar del mal sabor de boca que dejó el derbi andaluz contra el Granada.

A falta de nueve encuentros para el final de la competición, el equipo bético tiene 34 puntos, es decir, está bastante lejos de llegar a los puestos europeos y cumplir el objetivo que se planteó el club al comienzo de la temporada. Aunque lo que peor habla del rendimiento de la plantilla durante este curso es que en ningún momento de la campaña han competido por meterse en las plazas europeas de una forma contundente. La séptima plaza no está matemáticamente perdida, ya que aún se jugarán 27 puntos para el Betis, pero parece prácticamente imposible viendo el rendimiento del club verdiblanco desde la vuelta del fútbol.

La continuidad de Rubi parece la crónica de una muerte anunciada, ya que ha perdido la confianza de la directiva del club bético y tras salvar tres match balls, parece cuestión de tiempo que se acabe desvinculando de la entidad verdiblanca.

El entrenador catalán ya ha estado a punto de ser destituido tres veces esta temporada y siempre ha ganado en los encuentros en los que se jugaba su continuidad. Esta vez estuvo cerca pero no logró los tres puntos antes el Granada y prolongó su continuidad una jornada más, aunque esté sentenciado para los altos cargos del club.

Rubi firmó por tres temporadas con el equipo verdiblanco y la gran cantidad de dinero que tendría que desembolsar el Betis para despedirlo, está siendo un impedimento a la hora de decidir libremente sobre su continuidad.

Lo que pretende el club verdiblanco es acabar la temporada con Rubi sentado en el banquillo, algo que será posible sólo si el club mejora los resultados en un futuro muy próximo y no acaba sufriendo por motivos deportivos de aquí a lo que resta de esta campaña.

Cuando finalice esta temporada, la idea de la directiva es hablar con el entrenador para poder negociar su salida, y así ahorrarse gran parte del finiquito que tendrían que desembolsar si lo despiden antes.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN