HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:52 CET
Viernes, 10/07/2020

Sevilla

Urbanismo autoriza el cierre "parcial" del mirador de Torre Sevilla

Se incrementa la superficie construida del complejo pero ese aumento es considerado por la Gerencia "asumible" ya que "la edificabilidad no llega a agotarse"

  • Torre Sevilla.
  • Urbanismo fija que la estructura sea del mismo color que el núcleo central de la torre para que pase desapercibida

El Grupo Hotusa, que explota el hotel de cinco estrellas Torre Sevilla, ya tiene licencia para acometer el cierre “parcial” del mirador del rascacielos. La Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo autorizó en su sesión de ayer el proyecto básico presentado por la compañía y que consistirá en una “reforma parcial para cubrir el mirador de la torre, de 36 plantas”, según reza en el expediente.

"Estas obras consistirán en un cerramiento de cristal para convertir parte de la planta 37 en un espacio confortable y cómodo para todos los visitantes"

El mirador del Hotel Torre Sevilla está abierto al público desde el pasado 28 de noviembre, aunque las visitas, obviamente, se interrumpieron en el mismo momento en el que se decretó el estado de alarma por el coronavirus. Cuando el Grupo Hotusa informó de la apertura del mirador adelantó también que este espacio cerraría sus puertas para “someterse a una reforma” que duraría cinco meses. “Estas obras consistirán –se apuntaba entonces en una nota- en un cerramiento de cristal para convertir parte de la planta 37 en un espacio confortable y cómodo para todos los visitantes”, concretamente la terraza Atalaya Torre Sevilla.

La Gerencia de Urbanismo ha dado el visto bueno a esta intervención porque ni se modifican condiciones de uso, ni de ocupación ni de altura. La cubierta sí incrementa la superficie construida del complejo pero ese aumento es considerado “asumible” y los técnicos argumentan que la edificabilidad “no llega a agotarse”. “La estructura metálica será del mismo color que el núcleo central [de la torre] para que pase desapercibida”, apostillan fuentes de Urbanismo.

La propuesta presentada por el Grupo Hotusa busca “eliminar el impacto visual” con vigas de vidrio con una inclinación de 15 grados, una inclinación “adecuada para que desde una distancia media (900 metros) en la que todavía se aprecian los detalles del edificio queden ocultas por la cornisa existente”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Dos nuevos fallecidos por coronavirus en Sevilla capital y El Cuervo
chevron_right
Universitarios: del miedo al contagio, al estrés por el final de curso