Actualizado: 14:22 CET
Miercoles, 05/08/2020

Sevilla

Los alcaldes reclaman "liquidez" para los municipios antes la crisis

Los regidores de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Granada reclaman más financiación para atender a las necesidad urgentes de sus ciudadanos

  • Momento del debate telemático.

Los alcaldes de Cádiz, José María González; Córdoba, José María Bellido; Granada, Luis Salvador; y Sevilla; Juan Espadas, han defendido este martes que los ayuntamientos están siendo "la primera línea" de reacción frente a la nueva crisis derivada de las restricciones del estado de alarma decretado contra la pandemia de Covid-19, reclamando "liquidez" para los mismos.

Todos ellos han protagonizado un debate en la Cadena Ser, hablando en primer lugar el alcalde hispalense, quien ha expuesto que en esta nueva crisis, los ayuntamientos son "la primera línea, la primera puerta a la que llaman" los ciudadanos en demanda de sus necesidades "urgentes", dando además "ejemplo de cooperación y lealtad institucional".

Los ayuntamientos, según ha defendido, han "compartido y ejecutado las decisiones globales, siendo el compañero silencioso", lo que le ha llevado a definir como "muy alto el balance de la gestión municipal" en esta nueva crisis. "Hemos respondido en primera persona, con recursos propios que hemos sabido reorientar y los servicios sociales comunitarios han sido un amortiguador, con la colaboración del tercer sector", ha señalado.

Y mientras el Gobierno ha autorizado a las entidades locales ha destinar a gasto social el 20 por ciento de su superávit presupuestario de 2019, Espadas ha reiterado la necesidad de que los ayuntamientos puedan "usar" para las nuevas "necesidades" sociales y de inversión los ahorros acumulados merced a las leyes de austeridad promulgadas a partir de 2012.

Y es que ante el crecimiento del paro y de la demanda de ayuda social, así como la incidencia del estado de alarma en la economía, los ayuntamientos no pueden "inventar fondos de rescate a las actividades o ayudas ilimitadas". "Necesitamos recursos adicionales", ha enfatizado, solicitando el uso de los citados depósitos bancarios y además "un plan de estado, con la colaboración de las comunidades autónomas, que de liquidez" a los municipios.

En ese mismo ámbito, ha apostado por que el Estado promueva para los municipios "fondos de compensación exactamente igual" que el de 16.000 millones impulsado para las comunidades autónomas, por la pérdida de ingresos por ejemplo en materia de transporte público. Del mismo modo, ha instalado a la Junta de Andalucía a colaborar con los "ingresos" municipales mediante la actualización de la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica)".


El alcalde de Córdoba ha coincidido en que los ayuntamientos han "estado en primera línea" en esta nueva crisis, "reinventando" sus estrategias dado el nuevo escenario y actuando con "absoluta lealtad" con el resto de poderes.

Bellido ha avisado especialmente de que tras frenar el avance de la pandemia, ahora "llega la ola económica" derivada de las restricciones del estado de alarma, lo que le ha llevado a señalar el "casi total colapso de los servicios sociales por la avalancha de peticiones" de ayuda social. Es más, según ha precisado, sólo estas semanas, el Ayuntamiento de Córdoba ha librado "tantas ayudas de emergencia social" como en todo el año pasado.

"OLA" DE NECESIDADES

Por eso, ante esa "ola" de necesidades sociales y económicas, también ha demandado que los ayuntamientos puedan usar los ahorros bancarios derivados de las leyes de austeridad, para así desplegar políticas sociales y "estimular la economía".

"Es el momento de usarlos y sería necesario disponer de ellos", ha enfatizado con relación a los ahorros del superávit presupuestario, apostando además por fondos estatales "incondicionados" para los municipios que carecen de ahorros bancarios y para los que, como en el caso de Córdoba, disponen de ellos pero afrontan "necesidades" adicionales. Del mismo modo, ha reclamado medidas ante el "agujero negro" que afrontan los municipios por la caída de viajeros en los transportes públicos urbanos, que deben ser "reflotados", pues la sociedad municipal Aucorsa, por ejemplo, está "perdiendo un millón de euros al mes" al caer el número de viajeros.

José María Bellido ha defendido además el "plan de choque" promovido por su ayuntamiento ante la nueva crisis para combatir el desempleo y "no dejar a nadie atrás", con un importe de unos cien millones de euros, 20 de ellos de "financiación nueva", para ayudas sociales, incentivos para el tejido económico, inversiones de obra pública o acciones de formación.

El alcalde de Granada, por su parte, ha defendido cómo los ayuntamientos han dado "respuestas rápidas" a la nueva situación y localizado "soluciones de urgencia", sobre todo en materia social, como "primera línea de choque" ante la nueva crisis, desplegando políticas más allá de sus propias competencias y por ende sin contar con financiación para las mismas.

En ese sentido, ha apoyado la reivindicación de que los ayuntamientos puedan recurrir a los ahorros bancarios derivados de su superávit presupuestario por las leyes de austeridad, pero ha recordado que consistorios como el de Granada no tienen tales ahorros "ni remanentes", por lo que ha pedido "dar liquidez al municipalismo mediante un gran plan" estatal. "Hace falta liquidez para las políticas sociales, para acciones que frenen la crisis económica" y para el "agujero" económico suscitado pro la pérdida de ingresos en el transporte público urbano, ha alertado.

NI SUPERÁVIT NI REMANENTES

Así, defendiendo las políticas de "saneamiento" económico acometidas por su Gobierno local tras desembarcar en el poder, ha reiterado que el Ayuntamiento de Granada carece de ahorros por superávit presupuestario y además sigue condicionado por el "plan de ajuste" del mecanismo estatal de pago a proveedores, responsabilizando de ello a la "mala gestión" anterior, lo que le ha llevado a reclamar que el Gobierno "transfiera dinero a los ayuntamientos" más allá de desbloquear el uso de los fondos fruto del superávit.

Además, Luis Salvador ha reclamado que el Gobierno central permita a Granada acceder a la fase dos del plan estatal de levantamiento gradual de las restricciones del estado de alarma junto a las provincias andaluzas que iniciaron la primera fase una semana antes, invocando "la confianza y reputación" de las ciudades como destinos turísticos, aspecto "clave" en la recuperación.

El alcalde de Cádiz ha expuesto que su Ayuntamiento ha hecho frente a la nueva crisis recibiendo de las administraciones superiores sólo "400.000 euros" desde que arrancase el estado de alarma, una cuantía que según avisa se atribuyen tanto el Estado como la Junta de Andalucía, y ha soportado "a pulmón" las actuaciones excepcionales desplegadas para atender las situaciones de necesidad social suscitadas en el nuevo contexto.

Además, ha apoyado también la reivindicación de que los ayuntamientos puedan recurrir a los ahorros bancarios derivados de su superávit presupuestario por las leyes de austeridad, pero precisando que el Ayuntamiento de Cádiz "tampoco tiene superávit" depositado en cuentas bancarias, por lo que también ha reclamado "líneas de financiación" para los consistorios en tal tesitura. Eso sí, ha admitido que para inyectar dinero a los municipios, "el dinero hay que sacarlo de algún lado".

En el nuevo escenario, a su juicio, los ayuntamientos deben ser "la primera línea" de combate a la nueva crisis, la "correa de transmisión" de las políticas que desplieguen el conjunto de instituciones, para que como administración más cercana garantice que la ayuda llega "a quien la necesita". Además, ha invocado la máxima de defender "la cohesión social" ante la nueva crisis, para que "nadie se quede atrás".

Finalmente, ha apostado por "apoyar" al turismo y ha defendido su reactivación mediante una "doble garantía sanitaria", es decir para los viajeros y para los residentes, así como por un "equilibrio" entre las actividades y las prevenciones sanitarias.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Diputación mantiene su ayuda para familias vulnerables con menores
chevron_right
Espadas recuerda a los bares que se ha sido flexible con las terrazas