Sevilla

Ana Romero, del R. Betis y médica: "El fútbol ahora no es importante"

La veterana futbolista del Real Betis Ana Romero (Sevilla, 1987) sigue ejerciendo como médica de urgencias tanto en ambulancias como en ambulatorios

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ana Romero, en urgencias y jugando en el Betis. -

La veterana futbolista del Real Betis Ana Romero (Sevilla, 1987), que desde hace ya más de una semana ejerce como médica de urgencias tanto en ambulancias como en ambulatorios, dijo a EFE que "si toda esta crisis tiene que servir por algo es para que nos demos cuenta de las prioridades, de lo que realmente importa. Y el fútbol ahora mismo no es importante para nada".

"Todos tenemos muchísimas ganas de volver a entrenar, de volver a jugar, de volver a pisar el césped; pero que, sea cuando sea, que sea seguro para todos", remarcó 'Willy', que esta temporada, antes de que el nuevo coronavirus obligara a detener 'sine die' la liga, había firmado un gol y una asistencia en nueve partidos.

Consciente de que ahora mismo el duelo más importante es el que se está disputando en los hospitales, la '7' del Betis, licenciada en Medicina desde hace ya más de cinco años y con las pruebas del MIR (Médico Interno Residente) aprobadas desde enero, se ofreció, hace justo un mes y a través de Twitter, para ayudar "donde se necesitara".

"Viendo todo lo que estaba pasando en otros países pensé en qué podía hacer yo para ayudar cuando llegara esta crisis tan grave. Como médica podía ayudar. Y por esto me ofrecí. Para ayudar, para contribuir, en lo que sea ante la dura situación en la que estamos; en la que además hay escasez de personal sanitario", comentó.

"Soy futbolista, pero nunca he dejado de pensar en mi futuro como médica. Y me daba un poco de respeto porque no había ejercido nunca, por si no sabía qué hacer en algún momento, pero me dije que por esto había estudiado Medicina. Y que ahora era el momento de arrimar el hombro", añadió la delantera sevillana.

Romero se siente feliz de poder aportar su pequeño grano de arena en la lucha contra la Covid-19 desde la primera línea y ha agradecido todas las facilidades que la ha dado el Betis, al que llegó en 2018 después de pasar por el Sevilla, con el que dio sus primeros pasos en la élite del fútbol español.

Después jugó en el Rayo Vallecano, con el que consiguió dos ligas y una Copa de la Reina, el Espanyol, con el que también ganó Copa de la Reina, el Barça, con el que alzó dos nuevas ligas y la cuarta Copa de la Reina de su extenso currículum, el Valencia y el Ajax de Ámsterdam, con el que logró dos ligas y dos copas.

"Hasta que me llamaron para ponerme a trabajar vivía esta situación tan grave como cualquier otro ciudadano. Desde casa. Entrenando. Estudiando. Y siguiendo las noticias por televisión. Pero ahora los números ya no son números. Son personas. Aquí, en urgencias, no hay curvas ni estadísticas. Hay personas. La diferencia es enorme", apuntó Romero.

Su turno de trabajo de esta semana, uno de 24 horas y dos de 12 horas cada uno. "Estamos en el buen camino, pero debemos seguir caminando. Porque si nos descuidamos podemos recaer", comentó.

"La carga en urgencias parece que va disminuyendo, pero siguen habiendo muchos casos. Muchísimos", destacó, lamentando que "hace falta material" y la precariedad del sistema sanitario español.

La delantera verdiblanca, de 32 años, internacional con la selección española absoluta, reconoce que se emociona al escuchar los sentidos aplausos que la ciudadanía dedica cada día al personal sanitario; pero afirmó: "ahora somos héroes y todo es muy bonito, pero la sanidad es algo que debe ser reconocida siempre".

"Espero que todo el mundo se acuerde de esto cuando se acabe esta terrible crisis". "Hay muchísima gente trabajando para mantener el país. No solo estamos los sanitarios", acentuó 'Willy' antes de pedir paciencia a la ciudadanía.

"No sabemos ni cuándo ni cómo podremos salir de casa. Pero debemos continuar quedándonos en casa y manteniendo las distancias. Y las medidas de higiene. Llegará un día en el que podremos volver a salir, pero si no hacemos las cosas como toca será mucho peor", sentenció la '7' del Betis, que hace malabares para intentar cumplir con los entrenamientos que les mandan desde el club.

"Continuo haciendo lo que me toca, aunque llegue de una guardia de 12 horas", enfatiza la delantera andaluza, que en febrero había empezado a compaginar su labor sobre el césped con la de ojeadora de la secretaria técnica verdiblanca y que espera que se retome la competición para poder colgar las botas en el césped.

"Espero que pueda retirarme jugando, aunque sea en agosto. Espero que pueda acabarse la liga para despedirme desde el campo. Pero si mi último partido tiene que ser el que jugamos en Vallecas, que así sea. Acabe como acabe, esta es mi última temporada", dijo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN