Actualizado: 00:57 CET
Lunes, 01/06/2020

Sevilla

Bienestar Social: "Nadie se va a quedar tirado" en esta crisis

El delegado Juan Manuel Flores garantiza que se están haciendo todos los esfuerzos y adelanta un nuevo dispositivo con Cruz Roja para garantizar alimentos

  • Juan Manuel Flores.

El concejal de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores (PSOE), ha señalado este martes la "alarma" suscitada entre buena parte del movimiento vecinal y asociativo ante la posibilidad de que las severas restricciones implantadas para frenar la expansión del coronavirus Covid-19 dejen en "desamparo" a las familias de las zonas desfavorecidas de la ciudad que "subsisten" mediante formas de economía sumergida, si bien ha defendido que ya están siendo "articuladas las respuestas" para garantizar la alimentación y necesidades básicas de estas personas. "Nadie se va a quedar tirado", ha aseverado.

En declaraciones a Europa Press, Juan Manuel Flores ha recordado que "un número relevante" de familias de Sevilla que habitan los barrios desfavorecidos de la ciudad sobreviven mediante un "modo cotidiano de vida basado en el día a día", es decir la economía sumergida, interrumpida al igual que buena parte de la economía convencional a cuenta de las severas restricciones derivadas del estado de alarma implantado para combatir la propagación del coronavirus Covid-19.

A tal efecto, recordemos que el último informe de Indicadores Urbanos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejaba que Sevilla concentra seis de los 15 barrios más pobres de España, con el Polígono Sur como el barrio con menor renta neta media anual del país con 4.897 euros por habitante, seguido de Los Pajaritos y Amate con 5.389 euros por vecino y, en el cuarto puesto, el entorno de Colores/Entreparques con 5.710 euros por habitante.

Dado que quienes trabajan en la economía sumergida carecen de derecho a prestación por desempleo, Flores ha señalado que estas personas, cuyo modo de "subsistencia diaria se ha visto cortado, han dejado de tener ingresos" y se han visto en una cierta situación de "desamparo", lo que "ha disparado las alarmas en buena parte del movimiento vecinal y asociativo y en las entidades sociales" que trabajan con las personas desfavorecidas.

"DESBORDADOS" ALGUNOS CENTROS SOCIALES

La situación, según ha descrito, ha motivado que estas familias hayan recurrido a los servicios sociales comunitarios y a las entidades de trabajo social, "fundamentalmente en demanda de ayuda para la garantía alimentaria", incluso ocasionando que en algunos de los centros de servicios sociales los trabajadores de los mismos se viesen "desbordados" por las peticiones de ayuda, canalizadas mediante la atención telefónica.


Ante ello, ha defendido que el Ayuntamiento está "recogiendo todas las demandas" de ayuda adicional al respaldo que ya prestan los servicios sociales comunitarios a las familias desfavorecidas y, merced a las mismas, está "articulando las respuestas para las necesidades de garantía alimentaria" de todas estas personas.

Así, ha esgrimido medidas como la "optimización" general de los recursos asistenciales, la multiplicación casi "por cuatro" de las ayudas dirigidas a los contratos municipales para comedores sociales, un refuerzo al respaldo a los cátering sociales y comedores sociales de entidades no públicas de trabajo social o una mayor "coordinación" con agentes como el Banco de Alimentos o Cruz Roja.

MÁS MEDIDAS

Además, ha señalado que el Ayuntamiento está "reforzando" la "garantía alimentaria" que ofrece a los menores de edad en situación de exclusión social y a sus familias desde las unidades de día, más toda su colaboración con el programa de garantía alimentaria de la Junta de Andalucía, dirigido también a los niños de familias desfavorecidas.

Del mismo modo, ha mencionado la puesta en marcha entre este martes y el miércoles de un "dispositivo especial" junto con Cruz Roja, de nuevo en materia alimentaria. "Nadie que tenga una necesidad básica desencadenada por estas circunstancias se va a quedar sin la ayuda que requiera, no sólo durante el estado de alarma, sino además en las secuelas posteriores, porque esto no va a cesar cuando se levante el estado de alarma", ha enfatizado.

Así, aunque ha reconocido que muchas de estas personas contactan con los servicios sociales con temor a caer en el "desamparo", Juan Manuel Flores ha defendido que "nadie se va a quedar tirado" y quienes reclamen ayuda contarán con "todas las líneas de apoyo que necesiten".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Suspendido el reparto de aparcamientos por números pares e impares
chevron_right
Los partidos de Los Palacios donarán su asignación del mes de abril