HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 00:36 CET
Viernes, 29/05/2020

Sevilla

Los mercados de abastos destacan las ventas "desaforadas"

La asociación que aglutina los mercados de abastos resaltan el incremento "psicótico" los primeros días de alarma y piden medidas para los puestos cerrados

Cargando el reproductor....

La Federación de Mercados de Abastos de Sevilla (Femase) ha resaltado un "incremento desaforado" y "psicótico" en las ventas el jueves, viernes y sábado antes de decretarse el estado de alarma el domingo, y piden al Ayuntamiento de la ciudad para los puestos obligados a cerrar por no ser de primera necesidad la exención del pago de la tasa municipal para la licencia de venta.

En declaraciones a Europa Press, fuente de Femase han resumido a Europa Press que la incidencia de la crisis del coronavirus se aprecia por barrios y sectores.

Así pues, en plazas de abastos como las de Triana, calle Feria y del Tiro de Línea hay muchos puestos cerrados de bares, peluquerías, complementos, floristerías o tiendas de regalos y, en su conjunto, el mercado se ve afectado. Si se analiza la situación dentro del sector de la alimentación, todos venden, los que más las carnicerías, especialmente pollo, las fruterías y las pescaderías, a las que siguen otros como panaderías y puestos especializados de aceitunas, quesos, charcutería y chacina.

Por días, lo tienen claro, la semana pasada el incremento en ventas "fue alucinante" y en beneficios dejó "mucho más que en Navidad", pues si en esa época del año se compran productos muy específicos de alto valor, los días previos al decreto del Gobierno se vendió mucho de todo por el miedo a desabastecimiento de la población.

Esto, según aseguran las mismas fuentes, ha dejado anécdotas del tipo 'estoy comprando carne porque mi marido ha ido a comprar un congelador', como afirmó una clienta.

Por ese "incremento desaforado", el sábado hubo desabastecimiento en pollo, ternera y cerdo porque "los mataderos no daban a basto", pero este lunes todo ha vuelto a la normalidad y este martes las pescaderías --descansan domingos y lunes-- lo confirman.


Respecto a los días que quedan de estado de alarma, Femase prevé una caída en las ventas. "Si hemos comprado lo que no compramos nunca en dos días, pues tenemos como consumidores en congeladores, neveras, y despensas productos de más", añaden.

Para lo que venga después de esta crisis y pensando en los locales cerrados, Femase, además de las reclamaciones que se realizan por parte de todos los autónomos, reclama al Ayuntamiento de Sevilla la exención del pago de la tasa municipal para la licencia de venta en el mercado de abastos, que es de carácter mensual. Es decir, que aquellos comercios que, por no considerarse de primera necesidad mantienen cerrados sus establecimientos en estos equipamientos comerciales, deberían estar exentos del pago de esa tasa, "al menos durante el tiempo que se mantenga el estado de alerta", finalizan.
CONTRA EL VIRUS, "MUCHA VITAMINA C"

En el mercado de Triana, Israel, de Charcutería Los Bernales, expone que el efecto del coronavirus "se nota", sobre todo porque la gente va a las grandes superficies a por suministros, algo que tiene un riesgo. "Tanta aglomeración al final es malo porque todo el mundo yendo y todo lleno es un problema gordo y la gente no se conciencia".

Por ello, recomienda ir a los comercios de proximidad y garantiza que no habrá desabastecimiento, lo que pasa es que "todo el mundo en el mismo lado no puede ser".

'Loli', de Frutas Cristóbal, lamenta la "desgracia" que están pasando otros compañeros autónomos y sobre las compras de estos días considera que es lo normal. "Antes la gente iba a los bares y no es que compren compulsivamente, es que hay que tener la nevera llena porque si te vas a llevar 15 días en tu casa, tienes que tenerla llena", apunta.

Además, reseña que en su puesto les está yendo bastante bien estos días y que el repartidor es el que más vende porque las personas mayores no salen, a quienes también les hacen el favor de llevarles productos de otras tiendas o de la farmacia por ser "clientes de toda la vida".

Contra el virus, aconseja "mucha vitamina C"; respecto a las ventas de antes de decretarse el estado de alarma, asegura que se quedó "sin nada" el sábado; y de lo que viene, reitera que mantiene buen ritmo de venta porque "las personas de mercado --de abastos-- están muy bien educadas" y ahora con la restricción de movimientos comen más sano aún y "paulatinamente", evitando las imágenes de los supermercados, porque "saben comprar".

Gema, de la Pescadería los Carmelitos, explica que venden "a ratos" este martes y que la semana pasada fue tranquila hasta el viernes, día que junto con el sábado fue "tremendo". "Vino muchísima gente, me imagino que para meter las cosas en el congelador, y hoy estamos a ratitos", resume.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El aeropuerto de Sevilla pierde el 10,2% de viajeros en una semana
chevron_right
El tráfico en Sevilla se reduce a la mitad por la crisis sanitaria