Actualizado: 14:18 CET
Sábado, 28/03/2020

La Tribuna de Nertis

Fiestas y palabras

Publicado: 03/03/2020 ·
22:55
Actualizado: 03/03/2020 · 22:55

Antonio Moreno

  • Los miembros del despacho de abogados Nertis Legal.

Resulta sumamente curioso la incansable secuencia del fenómeno de las fiestas populares que últimamente ocupa el tiempo de ocio de los españoles. Diríase que parece un fenómeno orquestado y auspiciado por las administraciones públicas en un deseo disuasorio del pensamiento, dotar al pueblo de una constante distracción a fin de que no piense en exceso sobre la realidad de un país en progresivo declive. Si observan con atención el fenómeno, no será difícil advertir como se suceden acontecimientos festivos de todo orden, “hallowen”, Navidades desprovistas de cualquier sentido religioso, cabalgatas de reyes sin tasa, carnavales e, incluso, manifestaciones religiosas que congregan, como hemos visto el pasado lunes de Sevilla, multitud de personas, no todas llevadas por un sentir piadoso. Sin duda, la organización de estos aconteceres imparables se orquestan desde los poderes públicos; la cuestión se reduce en anestesiar al personal, para que no piense y aplauda, gaste sus ahorros en un país que presenta la mitad de sus habitantes por debajo del umbral de la pobreza y resuelva sus problemas con una cervecita fresca.

Serrat nos canta que “la gente va muy bien en cualquier acto público para llenar la cancha y hacer la ola ... la gente va muy bien para contarles cuentos, para darles porrazos y venderles ungüentos ... la gente va muy bien para decir que SÍ para decir AMÉN”. Mientras, los políticos van tejiendo la red de un nuevo sistema, devastador de principios y valores, que nos conducen sin remisión a un abismo de incalculable calado. Ocurre también con el fenómeno religioso. Las hermandades se obstinan de impresionar con su esplendidez a los fieles y mirones organizando pregones, presentación de carteles, Vía Crucis, profusión de músicas diversas   y el dispendio a veces -aunque no todas- del dinero que debían destinar a obras caritativas a exhibir bordados, expresiones de plata... y venga incienso y mecidas en una mezcolanza de piedad y folklore.

Todo lo reducimos a una fiesta continua. Siguiendo con mi admirado Serrat, en su creación “Algo personal”, acaba su canción diciendo: “Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión de declarar públicamente su empeño en propiciar un diálogo de franca distensión... Donde establecer las bases de un tratado de amistad que contribuya a poner los cimientos de una plataforma donde edificar un hermoso futuro de amor y paz”.

Ea, todos contentos, porque el “coronavirus” no se hizo para nosotros y la deuda bimillonaria que soporta la decrépita España importa bien poco a quienes viajan felices en el Inserso o toman chicharrones en la plaza pública celebrando acontecimientos que, no pocas veces, ni sabemos qué conmemoran.

www.nertis.legal

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Autor en Andalucia Información

Nertis

La sociedad, la política o la justicia desde el punto de vista de los miembros del despacho Nertis Legal

La Tribuna de Nertis

Los distintos profesionales del despacho Nertis Legal analizan en cada artículo la realidad social

VISITAR BLOG
Publicado: 03/03/2020 ·
22:55
Actualizado: 03/03/2020 · 22:55
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Policía salva a un anciano que sufrió un infarto en una peña
chevron_right
Ellas dan el cante: CAAC