Actualizado: 19:53 CET
Domingo, 29/03/2020

Sevilla

Asmâa Hamzaoui en Sevilla

La Calle acoge el concierto de una de las voces emergentes de la música marroquí

  • Asmâa Hamzaoui.
  • Es la primera mujer en tocar en público y profesionalmente el guembri
  • Dos veces le han propuesto matrimonio con la exigencia de que dejara el guembri y dos veces se ha negado

El ciclo musical SON Estrella Galicia presentará hoy, 25 de febrero, a una de las voces emergentes más atractivas de la música marroquí.

La cita en la Sala La Calle de Sevilla, en un concierto que arrancará sobre las 20:30 horas.

La artista norteafricana llega a la capital andaluza tras dejar literalmente boquiabierto al público en el concierto que ha realizado recientemente, sólo hace unos pocos meses, en el Museo Reina Sofía de Madrid, acompañada además de su espléndida banda, Bnat Timbouktou.

Asmâa Hamzaoui está considerada como la primera mujer en tocar en público, y profesionalmente, el guembri, ese ancestro africano del bajo, que es un instrumento emblemático de la música y el folklore magrebí.

SON Estrella Galicia continúa con su apuesta, que consiste en brindar la mejor música, en citas indispensables, por toda Andalucía. Este mes de febrero el turno le llega a Asmâa Hamzaoui y su banda Bnat Timbouktou, sin duda una de las voces más personales y también más prometedoras, a nivel internacional, de la música marroquí.

Asmâa Hamzaoui nació en Casablanca, Marruecos, tiene 22 años, y es la primera mujer en tocar profesionalmente el guembri. Este otoño pasado, Ajabu! Records publicaba el primer disco de Asmâa y su banda, Oulad Ighaba, un trabajo discográfico que ha despertado el interés del público y, sobre todo, en el ámbito de los medios internacionales especializados.

Tan importantes y sagrados son los instrumentos en el gnawa que cada maâlem (maestro) transmite este título honorífico legando su guembri a un discípulo, que entonces queda investido como tal.

Ésta es la otra parte de la historia que hace de Asmâa una maâlema: su padre, Mâalem Rachid Hamzaoui, la llevó a tocar con él a un festival cuando ella tenía doce años y, tras ese concierto bautismal, decidió legarle su propio guembri y, con él, su título.

Se da la circunstancia de que a Asmâa Hamzaoui le propusieron matrimonio en su país, por dos veces, con la única condición de que dejara de tocar el guembri, a lo que ella se negó rotundamente, contestando con un demoledor y contundente: “Jamás”. Las letras de la música gnawa hablan del sufrimiento de los esclavos africanos traídos a Marruecos.

Por circunstancias como ésta y por otras de parecido índole, la cita se convierte en ineludible para aficionados y estudiosos de la música en nuestra ciudad, ya que no todos los días tenemos la oportunidad de disfrutar de artistas femeninas internacionales, y menos aún de recordar cómo sonaban los ancestros de los instrumentos musicales utilizados hoy en día en infinidad de estilos musicales.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los sevillanos, los andaluces más desencantados con los partidos
chevron_right
Los vecinos estrenan su nueva voz en los once distritos de Sevilla