HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:34 CET
Viernes, 21/02/2020

Sevilla

Alcalá quedará unida a Dos Hermanas y Sevilla por un corredor verde

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir está actuando en la ribera del Guadaíra desde el pasado mes de diciembre con una plantación nueva de árboles

El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos  Toscano, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez Landa, y la alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, Ana Isabel Jiménez, han visitado esta mañana en el término municipal de Alcalá de Guadaíra los trabajos de regeneración natural de la ribera del Guadaíra, con especies arbóreas vinculadas al río, que está desarrollado el organismo de cuenca. Durante la visita, han colaborado en la plantación de cinco ejemplares de olmos, autóctonos de la cuenca del Guadalquivir y procedentes del vivero de la CHG en Granada, que han mostrado su resistencia a la grafiosis, una enfermedad que ha acabado con miles de ejemplares en Europa.

Esta actuación se enmarca en el Plan de limpieza de cauces y arroyos impulsado por este organismo, que cuenta con una inversión de 5,2 millones de euros y del que se benefician 54 municipios de la provincia.

Durante la vista, en la que han estado acompañados responsables del Grupo Tragsa, la empresa que ejecuta las obras, el subdelegado ha destacado que los ciudadanos podrán disfrutar este verano de un entorno natural “fortalecido”, que tiene la potencialidad de “unir por un itinerario seguro la ciudad de Sevilla, la zona de Montequinto en Dos Hermanas y el casco urbano de Alcalá de Guadaíra”.  

Los trabajos, que comenzaron en diciembre y se desarrollarán hasta el próximo verano, cuentan con una inversión de 40.000 euros.

Por su parte, el presidente de la CHG ha expresado su satisfacción por los intensos trabajos desarrollados para finalizar la actuación antes de los meses de estío, de manera que “el desarrollo de la vegetación haga posible la creación de un microclima fresco y húmedo en los meses calurosos”, además de potenciar la depuración natural de las aguas del Guadaiía y del carácter preventivo  para evitar los desbordamientos y las inundaciones, así como los daños causados en el entorno por las lluvias torrenciales.

Por otro lado, la alcaldesa de Alcalá de Guadaíra ha agradecido el compromiso del Gobierno para acometer esta actuación, que permitirá a los ciudadanos “disfrutar de un entorno natural inigualable”, con consecuencias “muy positivas” para el medio ambiente.

Actuaciones  de conservación

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir está actuando a lo largo de 4.900 metros en el tramo bajo del río Guadaíra, comprendido entre el molino de Pelay Correa, al final del parque de ribera del Guadaíra, hasta el sifón del Canal del Bajo Guadalquivir, en el término municipal de Alcalá de Guadaíra.

Los trabajos están orientados a la regeneración natural de esta ribera, mediante la eliminación de cañas y otras especies invasoras alóctonas y la reintroducción de vegetación autóctona.

En un primer estrato y próximo al curso de agua natural, van a situarse especies de sauces y adelfas, que necesitan que sus raíces estén en contacto con el agua. En las márgenes y taludes del cauce se dispondrán de otras especies arbóreas de gran porte, como álamos, fresnos, almeces y olmos resistentes a la grafiosis.

El río Guadaíra, que no se encuentra regulado por ningún embalse en su curso, tiene un cauce con un potencial ecológico sobresaliente que ha permitido diseñar una actuación de renaturalización de las riberas con varios estratos para situar especies vinculadas al río según su afinidad hídrica.

Plan de limpieza de cauces y arroyos

Con una inversión de 5,2 millones de euros, comprende un paquete de actuaciones “prioritarias para la provincia”, que se desarrollan estos meses, para evitar las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales, como las de octubre de 2018.

Se trata, según Carlos Toscano, de un “importante esfuerzo inversor del Gobierno”, que una vez más demuestra “la disposición y sensibilidad” del organismo para favorecer la seguridad de los cauces y arroyos y la de los ciudadanos que residen en el entorno, con tareas de retirada de tapones y acumulaciones de restos vegetales en los cauces, la retirada de residuos que puedan provocar la disminución de la capacidad de desagüe de los canales y la reparación de las márgenes erosionadas y la estabilización de los puntos más sensibles.

El subdelegado ha subrayado, de igual modo, “los frutos del trabajo coordinado” entre organismos y administraciones, que han permitido diseñar “un ambicioso plan”, “minuciosamente planificado” para priorizar las actuaciones más urgentes y planificar un calendario con criterios “estrictamente técnicos y soluciones integrales”.

Los municipios que se beneficiarán de este Plan de limpieza de cauces y arroyos en la provincia de Sevilla son: Alanís, Alcalá de Guadaíra, Alcalá del Río, Alcolea del Río, Algámitas, Aguadulce, Almensilla, Arahal, Aznalcázar, Badolatosa, Bollullos de la Mitación, Bormujos, Brenes, Burguillos, Camas, Cantillana, Carmona, Casariche, El Castillo de las Guardas, Coria del Río, Dos Hermanas, Écija, El Pedroso, El Rubio, El Saucejo, Espartinas, Estepa, Guillena, Herrera, Huévar del Aljarafe, Isla Mayor, La Luisiana, La Rinconada, Las Cabezas de San Juan, Lora del Río, Los Corrales, Los Molares, Los Palacios y Villafranca, Marchena, AMrinaleda, Martín de la Jara, Montellano, Morón de la Frontera, Osuna, Paradas, Peñaflor, San Nicolás del Puerto, Santiponce, Sevilla, Umbrete, Utrera, Villamanrique de la Condesa, Villanueva de San Juan y Villaverde del Río.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La UPO, primer campus en hacer presupuestos con perspectiva de género
chevron_right
En Cartelera: 'Hasta que la boda nos separe' y algunas más