Actualizado: 17:08 CET
Domingo, 23/02/2020

Sevilla

Los trenes de la línea 1 del Metro se revisan cada 25 días

El fabricante de vagones inspecciona las piezas que suministran electricidad, es decir, los pantógrafos, cada 8.000 kilómetros

  • El Metro de Sevilla y el tráfico rodado.
  • Se realizan dos revisiones al año de las catenarias, en verano e invierno, y el equipo revisor lo conforman 30 personas
  • Se destina el 40% de los gastos de explotación a las labores de mantenimiento

Hace tan sólo una semana, la línea 1 del Metro de Sevilla encadenó en poco más de 48 horas dos averías que obligaron a cortar el servicio e incluso a tener que disponer autobuses gratuitos para desplazar a los viajeros hasta su destino.

La primera de esas averías, la de mayor envergadura, se localizó en la recta final de la línea 1 en dirección a Montequinto. Desde las estaciones Pablo de Olavide y hasta Olivar de Quintos, el servicio tuvo que ser cortado al engancharse un pantógrafo (la pieza articulada que suministra la electricidad al vagón del Metro) con la catenaria, lo que provocó la rotura de ésta.   

Pues bien, los pantógrafos son inspeccionados por el fabricante de los trenes de la línea 1 del Metro cada 8.000 kilómetros, lo que equivale a cada 25 días.  “Anualmente, se les hace una intervención de mantenimiento más profunda y, finalmente, cada 1,200 millones de kilómetros (entre los 10 y los 13 años) se programa una intervención de mantenimiento en banco”, que no es otra cosa que una “sustitución” completa de todos los elementos de desgaste. Estos son los datos que facilita la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, encargada del control de esta concesión que gestiona Globalvía.    

En el caso de las catenarias, Metro de Sevilla realiza dos revisiones anuales, “una de ellas al inicio de la temporada de calor, en los meses de abril-junio, y la segunda inspección, al inicio de la temporada de frío, entre octubre y diciembre”, apostillan las fuentes consultadas.

La empresa concesionaria dispone de un equipo de 30 personas, entre especialistas e ingenieros, en su área de mantenimiento, aunque las labores de revisión y control del suburbano se realizan “combinando medios propios con los que aportan las distintas empresas que colaboran con el Metro”. “Siempre y constantemente, hay diferentes tipos de labores de mantenimiento en ejecución”, puntualizan desde Fomento.

Presupuesto para mantenimiento

En cuanto al presupuesto que se invierte anualmente, desde la Consejería de Fomento se explicita que a mantenimiento se destina alrededor del 40% de los gastos totales de explotación anual de la línea 1. En 2018, la sociedad Metro de Sevilla ingresó 61,3 millones de euros, frente a los 59 millones que facturó en 2017 (3,8% más). Los beneficios alcanzaron los 18,1 millones, un 8%, según los datos publicados por la propia empresa.

La línea 1, inaugurada en abril de 2009, cerró el ejercicio pasado con casi 17 millones de pasajeros (16.998.191), lo que supuso un crecimiento del 0,37%. Una subida imperceptible como consecuencia de los paros parciales convocados durante los meses de invierno y la primavera, en el marco de la negociación del convenio colectivo finalmente pactado, subrayó la Consejería de Fomento esta pasada semana en la presentación del balance de la línea 1.

La media en día laborable se situó en 52.462 pasajeros, un 4,46% más que el promedio de 2018, y en fines de semana se elevó a 25.753 usuarios, un 3,88% más. La línea 1 acumula ya desde su puesta en servicio, desde el 2 de abril de 2009, un total de 158,36 millones de pasajeros transportados.

La Consejería de Fomento ya ha puesto en marcha, tras negociarlo con el Ayuntamiento de Sevilla, el proceso de ampliación del metropolitano hispalense.

Dicha ampliación arrancará por la línea 3, la que une Pino Montano con el Hospital de Valme, pasando por el Prado de San Sebastián. Los proyectos de esta línea ya han empezado a licitarse. Concretamente, el tramo Norte, el que llega hasta Pino Montano.

Antes de que acabe el primer trimestre de este año, habrá ocurrido lo propio con el tramo Sur, el que llegará hasta el centro hospitalario con parada previa en Palmas Altas para dar así servicio a la futura Ciudad de la Justicia. Las obras de construcción de la línea 3 arrancarán en 2022, según los cálculos de la Junta.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Puerto digitalizará el tráfico en el río con seis sensores
chevron_right
Exigen que se "dejen de jueguecitos" con el ambulatorio de Cerro-Amate