Actualizado: 13:56 CET
Lunes, 17/02/2020

Sevilla

11.144 visitantes entre enero y octubre a los dólmenes de Valencina

Los dólmenes de La Pastora y de Matarrubilla, enclavados en Valencina de la Concepción y legado del asentamiento humano

  • dólmenes de valencina.

Los dólmenes de La Pastora y de Matarrubilla, enclavados en Valencina de la Concepción y legado del asentamiento humano que con mayor o menor periodicidad habría habitado el sector norte de la cornisa del Aljarafe durante la Edad del Cobre, contabilizaron entre enero y octubre de 2019 un total de 11.144 visitantes, según el último boletín de la Estadística de la Red de Espacios Culturales de Andalucía, consultado por Europa Press.

Los datos estadísticos de dicho boletín reflejan que entre enero y octubre de 2019, febrero fue el mejor mes para este enclave arqueológico, con 2.051 visitantes contabilizados, toda vez que en julio sólo fueron 121 y en agosto 153. Para visualizar la evolución de las visitas en este enclave, es necesario recordar que durante todo el año 2018 recibió a un total de 12.168 personas, y auque estos monumentos megalíticos están abiertos de martes a domingos de 9 a 14 horas, sólo es posible visitarlos previa reserva.

EL LEGADO DEL CALCOLÍTICO

Los dólmenes de La Pastora y Matarrubilla corresponden a la Edad del Cobre, están declarados bien de interés cultural (BIC) y se encuadran en la superficie de 779 hectáreas de los términos municipales de Valencina y Castilleja de Guzmán protegidas como zona arqueológica, a cuenta de sus múltiples vestigios históricos.

La mayoría de tales restos arqueológicos derivan del asentamiento humano que, durante la Edad del Cobre, habría poblado con mayor o menor periodicidad esta zona del Aljarafe.

En ese sentido, un estudio publicado en la revista científica Journal of World Prehistory y recogido por Europa Press exponía que con una extensión calculada de unas 450 hectáreas, el asentamiento calcolítico de Valencina y Castilleja de Guzmán "es de lejos el mayor asentamiento de la Edad del Cobre" en toda la Península Ibérica y "posiblemente uno de los mayores de Europa occidental en la Prehistoria tardía".


Dicho estudio, por cierto, planteaba la tesis de que este asentamiento humano habría tenido una función "ritual" o ceremonial y no urbana. Según la mencionada investigación científica, el asentamiento calcolítico de Valencina habría sido un lugar de reunión, "demostraciones competitivas y rituales", con "cambiantes ocupaciones ocasionales o estacionales" de la zona, más que una "densa ocupación permanente" de carácter urbano.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Diez años por un atraco en el que empleado de un chino perdió un ojo
chevron_right
Absuelta una madre de maltrato a su hijo, que no ve hace cinco años