Sevilla

La Diputación de Sevilla crea un Cecop digital para las zonas rurales

El organismo provincial empieza a tomar medidas para garantizar servicio de internet en los municipios de las zonas rurales

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de la localidad sevillana de San Nicolás del Puerto, en la Sierra Norte. -
  • La Oficina de Transformación Digital mediará con las operadoras
  • Se realizará un estudio de los pueblos de menos de 20.000 habitantes
  • Inpro destinará siete millones para que las pymes inicien sus proyectos

Hace tan sólo una semana, siete municipios de la Sierra Norte, a través de la Mancomunidad, denunciaron que se habían quedado sin internet. Se quejaban amargamente del aislamiento y de la falta de atención. Carmen Rodríguez Quirón, gerente de Inpro, la Sociedad Provincial de Informática, entidad dependiente de la Diputación de Sevilla y que ha asumido las competencias de la flamante Oficina de Transformación Digital, reconoce que “internet es un servicio tan imprescindible como el agua y la luz. No se puede permitir que un pueblo esté una semana sin internet”.

Por eso, la Oficina de Transformación Digital va a crear una línea de “emergencia digital” para atender a las zonas rurales de la provincia. La Oficina actuará ante episodios como el vivido en la Sierra Norte como una especie de Cecop digital, un centro de coordinación y atención a los pueblos de menos de 10.000 habitantes (68 en toda la provincia) cuando estos se queden sin servicio. “A esos ayuntamientos más pequeños de las zonas rurales les haremos las gestiones con las operadoras. Seremos sus intermediarios, porque en muchas ocasiones no saben a dónde acudir para poder dar parte de una incidencia”, explica la gerente de Inpro.   

No es la única medida en la que está trabajando la Oficina de Transformación Digital, una de las apuestas personales del presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos. Carmen Rodríguez señala que en muchos pueblos de las zonas más rurales de la provincia “no hay líneas de respaldo o alternativas para casos en los que la general se caiga como consecuencia, por ejemplo, de un temporal” como los vividos esta semana pasada. Por ello, el personal de la Oficina está realizando un estudio de la cobertura real que tienen los municipios de menos de 20.000 habitantes, priorizando a los que están por debajo de los 10.000. Para ello, se está recabando la información con las operadoras, una tarea que “no será fácil” pero que la gerente de Inpro espera tener terminada antes del 31 de marzo del año próximo.

Inpro, con un presupuesto para 2020 de siete millones de euros, pondrá también en marcha una línea “novedosa” a la que ha venido en llamar Human TIC. Una estrategia que echará a andar con el inicio del año mediante la constitución de un grupo de trabajo con start ups tecnológicas a fin de que éstas ayuden a definir proyectos concretos para sectores como las pymes o los mayores. “Queremos definir proyectos tecnológicos de responsabilidad social y empresarial con los que después iremos a un proceso de compra pública innovadora”, reseña Carmen Rodríguez, para la que también será clave en este mandato la búsqueda de fondos europeos y de colaboración privada para impulsar planes estratégicos en los pueblos relacionados con el concepto de ciudades inteligentes.

La Diputación es consciente de que un buen servicio de internet es en estos tiempos esencial para fijar población al territorio y combatir así el fenómeno de la despoblación, que se sufre con mayor intensidad en las zonas de sierra. Con esta filosofía nació la Red Tharsis, con la que el organismo provincial se comprometía a sufragar la llegada de la fibra a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. El concurso lo ganó Telefónica, por un importe de más de cuatro millones de euros en cuatro años. “Ya está desplegado en el 98% de los pueblos que nos habíamos fijado”, calcula Carmen Rodríguez, que recuerda que la Red Tharsis supone garantizar al 100 por 100 de los ayuntamientos 100 MB, lo que ha obligado a la operadora a cambiar la red de cobre a fibra, en lo que ha sido una inversión en infraestructuras estratégica.

“Me tuve que ir a 30 kilómetros para llamar al 112”

“Me tuve que ir en medio de la noche a 30 kilómetros del pueblo para poder llamar al servicio de emergencias, al 112”. El alcalde de Las Navas de la Concepción, un municipio de 1.500 habitantes, está indignado con los efectos del temporal en el servicio de telefonía e internet, y no lo oculta.

Andrés Barrera, que ha revalidado la Alcaldía (PSOE) en las últimas elecciones del mes de mayo, pide que, si hay verdadera conciencia del problema de despoblación que sufren zonas como la Sierra Norte de Sevilla, se tomen medidas concretas. Medidas que, al final, tienen que asumir los ayuntamiento, “que son la única referencia que tienen los vecinos de pueblos” como Las Navas.

“Tuvimos que poner nosotros un generador de luz en la residencia de ancianos”, recuerda Barrera, que también lamenta que “ninguna operadora llame para interesarse por nosotros y nuestro problema”.  

“Nos sentimos indefensos, sobre todo, las personas mayores que viven solas”. Andrés Barrera reclama un servicio “básico” en los tiempos que corren. Agua... y luz. “Estamos pidiendo algo normal. Un servicio que contribuye a que la gente quiera quedarse en estos pueblos y a seguir manteniendo el entorno natural”, justifica el alcalde de Las Navas con la indignación todavía a flor de piel.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN