HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 00:00 CET
Viernes, 24/01/2020

Sevilla

Un jurado declara culpable al hijo que mató a su padre en Pedrera

El jurado considera probado por unanimidad que el hombre estranguló y sofocó a su progenitor cuando éste estaba sentado en su sillón

  • Jurado popular por el asesinato de Pedrera.

Un jurado popular ha declarado culpable de asesinato al hombre acusado de acabar con la vida de su padre en junio de 2018 en la vivienda donde ambos convivían en la localidad de Pedrera (Sevilla), durante la lectura del veredicto realizada este miércoles en la Audiencia Provincial de Sevilla.

El jurado considera probado por unanimidad que, entre las 22,00 del día 15 de junio y la 1,00 del día 16, este hombre "mató por estrangulamiento y sofocación a su padre", impedido físicamente, cuando este "estaba sentado en un sillón, colocándose para ello frente al mismo y presionando con mucha fuerza el cuello" al tiempo que "taponaba la boca y la nariz".

En cuanto a los atenuantes, el jurado considera probado que este hombre padece esquizofrenia que anuló sus facultades "pero de forma moderada" cuando ocurrieron los hechos, indicando al respecto, no obstante, que "sabía lo que hacía".

Esta circunstancia la mantuvo el Ministerio Fiscal en sus conclusiones y también su petición de 18 años de prisión por un delito de asesinato y de una indemnización, como responsabilidad civil, de 11.000 euros para la hija del fallecido, mientras que la acusación, tras retirar en la última sesión del juicio la solicitud de la prisión permanente revisable, pide 25 años de prisión y como responsabilidad civil la que considere el tribunal. Por su parte, la defensa ha pedido, de forma subsidiaria, que se sustituya la prisión por un centro psiquiátrico.

El juicio ha quedado visto para sentencia tras la lectura del veredicto, en el que el jurado considera que la conducta del acusado es "más reprochable" debido al "vínculo de sangre" que tenía con su víctima, al ser su padre. Además, también por unanimidad, ha mostrado su oposición a la suspensión de la condena y a la petición de un indulto total o parcial.

Cabe recordar que en el juicio Médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Sevilla, que realizaron un informe de imputabilidad al acusado, aseguraron que en una entrevista en fecha posterior a los hechos les contó "cómo lo mató y la sensación de alivió que experimentó" tras hacerlo.

A su vez, precisaron que este hombre, que tiene un 68 por ciento de discapacidad reconocida por enfermedad mental al padecer una esquizofrenia paranoide con inteligencia límite, "sabe distinguir entre el bien y el mal" y que en el último ingreso "no hubo constancia de que tuviera alucinaciones y delirios". No obstante, puntualizaron que "no se puede justificar lo sucedido con una alucinación".

Por último, su hermana e hija del fallecido, enfermera de profesión, señaló que éste estaba "medicado y que iba bien excepto cuando tenía alguna crisis" debida a su enfermedad, situación en la que sí lo cree "capaz de hacerle eso a su padre", no obstante subrayó que aquel día "estaba estable y ocultó lo que había hecho".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cs registra en Diputación una declaración "contra la corrupción"
chevron_right
Mayor Zaragoza y Oreja, premio Derechos Humanos de la Hispalense