Actualizado: 13:31 CET
Viernes, 06/12/2019

Sevilla

La plantilla del Metro exige la readmisión de dos empleados despedidos

Se ha concentrado en el Parlamento para reclamar que se dé marcha atrás en dos despidos en los que se alega bajo rendimiento y motivos disciplinarios

  • Protesta de la plantilla del Metro en el Parlamento de Andalucía.

Un grupo de trabajadores de la sociedad Metro de Sevilla, participada mayoritariamente por la corporación Globalvía y en un 11,76 por ciento por la Junta de Andalucía, ha celebrado este jueves una concentración a las puerta del Parlamento andaluz en demanda de la "readmisión" de los dos empleados recientemente despedidos por la empresa alegando bajo rendimiento y motivos disciplinarios, un conflicto que sigue "igual" y abocado a la vía judicial.

Diego Escudero (Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte, SITT), ha explicado a Europa Press que en el marco de esta protesta, que ha contado además con la participación de trabajadores de los metros de Granada y Málaga, los representantes de la plantilla han podido exponer el asunto a algunos miembros del Grupo de Adelante en el Parlamento andaluz.

Y es que tras ser consumados los citados dos despidos, motivo principal del nuevo conflicto, los actos de conciliación celebrados al respecto en el seno del Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (Cemac) han finalizado sin avenencia en ambos casos, motivo por el cual una de las personas afectadas por los despidos ha impugnado el mismo por la vía Social y el otro afectado tiene previsto hacer lo mismo.

Todo ello, según el presidente del comité de empresa, en un contexto en el que los responsables de Metro de Sevilla no promueven "ningún contacto" con los representantes de la plantilla.

"POLÍTICAS SANCIONADORAS"

Así, Diego Escudero ha manifestado que la idea ahora es "estudiar" qué nuevas movilizaciones promover, pues esta concentración ante el Parlamento sigue a una primera protesta ante la estación de Puerta de Jerez, por las "políticas sancionadoras" que los trabajadores atribuyen a la dirección de la empresa.


Frente a ocho expedientes disciplinarios promovidos por la empresa, dos de ellos saldados con despidos, como se ha señalado, la representación de la plantilla promovía hace poco una huelga indefinida. No obstante, el paro fue finalmente desconvocado a cuenta de un "defecto de forma" en la convocatoria supuestamente denunciado por la dirección de la empresa.

Según el comité de empresa, uno de los despidos fue formalizado alegando bajo rendimiento y el otro por fraude a la empresa por parte de empleado que junto con su hijo, viajó en el suburbano usando su tarjeta de trabajador pese a que estaba fuera de servicio.

No obstante, la representación de la plantilla alega que dicha situación se produjo sólo desde la estación de San Bernardo a la del Prado de San Sebastián, para que el menor viera su espacio de trabajo. Mediaría además una suspensión de empleo y sueldo de siete días a una trabajadora presente cuando este hombre incurrió en tal práctica, siempre según la plantilla.

Para el comité de empresa, en cualquier caso, se trata de medidas que ponen de relieve "política sancionadora" adoptada por Metro de Sevilla tras la "paz social" alcanzada en el marco de la negociación del nuevo convenio.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Concierto de homenaje a Pedro Mayoral Ordóñez, Perico
chevron_right
Espadas pide a la Junta contundencia contra el uso de los MENA