HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 22:19 CET
Sábado, 14/12/2019

Sevilla

Se sienta en el banquillo por encerrar a su pareja en una finca suya

La Fiscalía pide tres años y medio de prisión por un delito de lesiones y por otro de violencia habitual en el ámbito familiar

  • Palacio de Justicia de la Audiencia Provincial de Sevilla.

El tribunal de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla juzga este miércoles a un hombre para el que la Fiscalía pide tres años y medio de prisión por un delito de lesiones y por otro de violencia habitual en el ámbito familiar, por pegar e insultar a su pareja y encerrarla en una finca de su propiedad.

Según reza en el escrito de acusación, consultado por Europa Press, este hombre mantuvo una relación con la víctima de enero de 2011 a octubre de 2013, conviviendo en un principio en una vivienda en una localidad del Aljarafe, mudándose posteriormente a una finca, propiedad de los padres del acusado, ubicada en un municipio cercano a la provincia onubense.

El fiscal ha señalado que "a los tres meses de comenzar la relación, el acusado comenzó a pegarle, la tiraba al suelo, la zarandeaba, la tiraba contra la pared y le hacía cambiarse de ropa si a él no le gustaba lo que llevaba, llegando a aislarla de sus familiares y amigas".

A su vez, apunta el Ministerio Fiscal que "le prohibía salir del domicilio sin su consentimiento, llevándose las llaves de la cancela exterior de la finca para asegurarse de que no saliera", al tiempo que la insultaba continuamente.

Además, el día 26 de septiembre de 2013 ella le dijo al acusado que creía que la engañaba con otras mujeres, a lo que él reaccionó "abalanzándose" sobre la joven, que logró encerrarse en el cuarto de baño donde pasó toda la noche.

Al día siguiente, ha señalado el fiscal, "el acusado la convenció para que le abriese", momento en el que "la cogió de los pelos, la tiró contra la pared, al suelo y le dio patadas en las piernas y costados".


Como consecuencia de estas agresiones, la mujer "sufrió policontusiones de las que tardó en curar 15 días sin necesidad de tratamiento médico", así como un trastorno de estrés postraumático.

Por estos hechos, además de la pena de prisión, el fiscal pide para este hombre estar sin aproximarse ni comunicarse a la víctima, a menos de 300 metros, durante dos años, por un delito, y cuatro por otro, y el mismo tiempo sin tenencia de armas.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La UE pedirá conocer las medidas ambientales del AVE Marchena-Osuna
chevron_right
Los estudiantes se concentran por el recorte en universidades