HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:45 CET
Martes, 12/11/2019

Sevilla

Contramano: El efecto Lagoh

Publicado: 13/10/2019 ·
22:44
Actualizado: 13/10/2019 · 22:44

Los Bermejales y Heliópolis pagan los errores de cálculo del centro comercial en Palmas Altas

  • Ocupación de espacios en Bermejales.
  • El Ayuntamiento quiere ceder a Lagoh solares que nunca ofreció a los vecinos para aparcar

Tras su primera semana de funcionamiento, el gobierno local (que ya se lo temió por boca de Juan Carlos Cabrera), la oposición, los ecologistas y los vecinos de Los Bermejales y de Heliópolis ya han podido comprobar el efecto del centro comercial Lagoh.

El portavoz del PP, Beltrán Pérez, lo ha descrito con estas palabras: “El barrio de Los Bermejales se ha convertido en un segundo aparcamiento del centro comercial, en el que el caos, el desorden, la invasión de zonas verdes, aceras y de la zona de vida de los vecinos está claramente alterada, incluida también la invasión de gorrillas. Los sábados y domingos los vecinos tardan más de 45 minutos en entrar a su propio barrio. Lo que no se puede consentir es que por la inacción del gobierno municipal la vida en Los Bermejales esté empezando a ser un infierno. Hace falta ese plan de movilidad que permita que los vecinos puedan disfrutar de su barrio, aparcar con normalidad, que los gorrillas no les pidan dinero por aparcar en la puerta de sus casas, puedan disfrutar de sus zonas verdes, que no estén invadidas por coches y se haga de Los Bermejales un barrio sostenible”.

Por su parte, en respuesta a la invasión de vehículos de Los Bermejales y Heliópolis, incluida parte del tramo final del parque del Guadaíra, el delegado de Urbanismo, Antonio Muñoz, ha afirmado que se están analizando distintos solares en el primero de los barrios citados para que puedan albergar un importante número de vehículos que descarguen las calles de coches y no se altere el día a día de los vecinos.

No será por que las Administraciones no hubieran sido advertidas en su día, durante el proceso de alegaciones al proyecto, por entidades vecinales del entorno, Ecologistas en Acción y la Autoridad Portuaria del negativo efecto que podría tener la autorización del centro comercial en el saturado, de tráfico, emplazamiento de Palmas Altas en vez de en otra zona menos congestionada de la ciudad.

Simulación

Ese diagnóstico también fue realizado en un trabajo de fin de máster que en el año 2018 redactó Juan Carlos Sánchez Bellas con el título ‘Macrosimulación del impacto en el tráfico de la apertura del centro comercial de Palmas Altas’ y que fue presentado en la ETS de Ingeniería de la Universidad de Sevilla.


El autor expuso que “la construcción de un elemento tan relevante en cuanto a la generación y atracción de viajes en un entorno donde actualmente existen importantes conflictos y problemas de congestión del tráfico” era lo que le había motivado para la elaboración de un estudio pormenorizado sobre su impacto.

En su trabajo afirma que “siendo el tamaño de un centro comercial (inciso: y Lagoh es el más grande de Andalucía) una magnitud indicativa de la demanda, el principal problema del centro comercial de Palmas Altas es su emplazamiento en las inmediaciones del enlace de la SE-30 con la A-4. Ya en el análisis de la localización -añade- se detecta que dicho punto es uno de los más conflictivos de toda el área metropolitana de Sevilla. Los niveles de congestión del tráfico presentes en la zona son los más elevados de la SE-30, siendo frecuente la aparición de retenciones en la zona durante la hora punta”.

Según Sánchez Bellas en algunas de sus conclusiones, el tráfico diario generado por el centro comercial podía estimarse en 35.000 vehículos; la intensidad de entrada a Lagoh (entonces conocido como Palmas Altas) considerada durante la hora punta sería de 1.278 y la de salida, de 840.

Alternativa

En cuanto al escenario futuro deducible de las simulaciones aplicadas, la disminución de las afecciones que provocaría Lagoh estaría condicionada por el hecho de que la salida de los vehículos estaría impedida, lo que supondría importantes retenciones a los usuarios. Esta retención en el interior del centro comercial podría provocar que las condiciones de congestión que se producen en la zona durante la hora punta se prolongasen durante más tiempo.

Para que la red (viaria) pueda asumir toda esta nueva carga de vehículos, una vez que se ha garantizado su correcta salida del centro comercial, el autor propone como medida técnicamente viable el cambio de sentido del carril reversible del puente del Centenario durante la hora punta de mediodía y disponerlo en sentido Huelva.

En su opinión, esta medida eliminaría el cuello de botella del puente, responsable de todos los problemas de la zona, gracias al aumento de capacidad que supondría. “De esta forma -asevera- aunque se traslada el problema al otro sentido y su impacto sale de los límites de este estudio, se obtiene una solución viable técnicamente, en la que se llega a mejorar incluso el comportamiento con respecto al escenario base a pesar del incremento de la demanda producido por la apertura del centro comercial”.

Mientras se aplica esa posible solución, que como reconoce el autor supondría trasladar el problema al otro lado del puente, la realidad es que el incremento del tráfico de vehículos generado por Lagoh, con una media diaria de 45.850 visitas (superior en un 19,5% a la estimación inicial de 38.356) ha desbordado la capacidad de su aparcamiento, que tiene 3.321 plazas, y los vehículos excedentarios han inundado los barrios colindantes de Los Bermejales y Heliópolis.

Tamaño

Hemos hecho una tabla comparativa de una decena de centros comerciales de Sevilla a partir de datos estimados, dada la diversidad de cifras que los promotores de los mismos han ido dando a lo largo del tiempo. Se observa cómo siendo el centro comercial Lagoh el más grande de Andalucía y de Sevilla y con el mayor número de visitas esperadas (14 millones al año), es sin  embargo el quinto con la menor ratio de plazas de aparcamiento por cada 1.000 m2 de superficie bruta alquilable, aun superando en un 61% al segundo en la clasificación por tamaño, Los Arcos. Dicho de otro modo, en proporción a su magnitud, los aparcamientos de Torre Sevilla especialmente (112 plazas por cada 1.000 m2), Metromar (64), Nervión Plaza (60) y Aire Sur+Ikea (59) están mejor dimensionados que el de Lagoh (47 plazas por cada 1.000 m2).

La paradoja es que fueran las entidades vecinales, Ecologistas en Accción y la Autoridad Portuaria quienes alertaran de las consecuencias de ubicar Lagoh prácticamente debajo del puente del Centenario, las Administraciones Públicas rechazaran sus alegaciones y lo autorizaran y que ahora esas mismas Administraciones, especialmente el Ayuntamiento, se lamenten de la situación creada pero sin asumir responsabilidad alguna por ello.

Al servicio de Lagoh

Así vemos cómo el delegado de Urbanismo, Antonio Muñoz, que dio la licencia de obras a Lagoh con un proyecto con la quinta menor ratio m2 / plazas de aparcamiento de los centros comerciales es el mismo que ahora anda buscando solares en Los Bermejales -los existentes, que se sepa, son de titularidad pública- para convertir alguno de los mismos en aparcamiento al servicio de Lagoh, con lo cual ratificaría la conversión del barrio y de sus suelos en un anexo del centro comercial. En llamativo contraste, en toda la historia de Los Bermejales el Ayuntamiento nunca se ha preocupado lo más mínimo de poner a disposición de los vecinos del barrio esos solares vacíos para que aparquen.

Tal como afirman urbanistas consultados, un negocio privado debe cumplir los estándares que marcan las normas, y si el efecto llamada es mayor del previsto el sector público puede contribuir a paliarlo pero no dedicarse a sustituir al sector privado. La conclusión del efecto Lagoh es que los cálculos de sus promotores sobre tráfico y accesibilidad han quedado desfasados desde el principio pero las consecuencias las están pagando los barrios de su entorno. 

COMENTARIOS

Publicado: 13/10/2019 ·
22:44
Actualizado: 13/10/2019 · 22:44
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Flashdance, El Musical
chevron_right
Emasesa no ha cobrado el agua a 2.701 familias sin recursos