Actualizado: 21:34 CET
Domingo, 15/12/2019

Sevilla

La Zona Franca licitará a final de año el vallado de la ampliación

El proyecto está elaborado y costará más de 300.000 euros. Afectará a los 435.946 metros cuadrados autorizados al recinto aduanero en el mes de mayo

  • Alfredo Sánchez Monteseirín.

El Consorcio de la Zona Franca del Puerto de Sevilla licitará a finales de este año el proyecto de vallado de los terrenos de la ampliación del recinto aduanero, operación autorizada en mayo por el Ministerio de Hacienda. Dicho proyecto, que ya está elaborado, cuenta con un presupuesto de más de 300.000 euros

La ampliación equivale a sumar 435.946 metros cuadrados del Polígono Astilleros a los 720.000 metros cuadrados actuales en el Polígono Torrecuéllar e incorporar a este recinto aduanero a empresas punteras como Tecade y GRI. 

El vallado de la ampliación será una de las inversiones más abultadas que realizará el Consorcio en los próximos meses, aunque no la única ni la última. De hecho, esta misma mañana, el delegado especial del Estado para la Zona Franca de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha firmado la recepción de la primera fase del proyecto de renovación del alumbrado exterior en viales y circuito cerrado de televisión y fibra óptica en el parque industrial de Torrecuéllar

Esta primera fase ha supuesto una inversión de más de 38.000 euros (que han sido sufragados al cien por cien con recursos propios del Consorcio), aunque el proyecto global está valorado en 760.000 euros, para los que la Zona Franca buscará fondos externos. 

La primera fase de urgencia ha supuesto la colocación de 18 luminarias eficientes de las 112 que habrá que instalar y la reparación del “corazón del sistema de alumbrado” y del circuito de televisión y videovigilancia. Estas mejoras han sido necesarias, además, porque las instalaciones del Polígono Torrecuéllar, antes de su conversión en recinto aduanero, fueron objeto de vandalismo. 

El delegado especial del Estado para la Zona Franca ha resaltado que el futuro del Consorcio está garantizado, toda vez que la ampliación ya es un hecho y cuenta con dinero para ser vallada. Estos dos elementos despejan incertidumbres para las empresas ya instaladas y a las que tienen que venir (se mantienen contactos con una media docena). Una vez que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 autorizaron los recursos financieros para la Zona Franca de Sevilla, será a partir de 2020 cuando el Consorcio empiece a generar ingresos propios (declaraciones a Hacienda de las empresas a año vencido). Estos primeros ingresos procederán de las compañías instaladas en Torrecuéllar. Para las del Polígono Astilleros, los ingresos no llegarán hasta 2021, según los cálculos del Consorcio. 


El delegado especial para la Zona Franca, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha descartado, por último, zozobras en el horizonte. Para ello, ha esgrimido una carta del Gabinete técnico de la Subsecretaría del Ministerio de Hacienda en la que se afirma: “Se puede considerar como solvente y positiva la situación de la Zona Franca”. Sus gastos a 2018, aprobados por el Pleno del Consorcio, fueron de 391.229 euros, de los cuales 127. 264 se correspondieron con servicios de seguridad del recinto. Su patrimonio neto es positivo (1.947.613 euros) y sus activos superan los dos millones. El Consorcio “ni se encuentra en quiebra técnica ni ha incurrido en causa de disolución”, sostiene el escrito que han podido consultar los medios.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Aprobada la oferta de empleo municipal para 2019: 133 plazas
chevron_right
Detenido el presunto autor de 18 robos en San Luis y Feria