Actualizado: 23:00 CET
Lunes, 14/10/2019

Sevilla

Ratificada la condena al loco del chándal: 2.550 euros de multa

La Audiencia confirma el fallo del juez que lo condenó por quebrantar su condena al acosar al exalcalde de Almadén de la Plata

  • Almadén de la Plata.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha ratificado el fallo del Juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla que condenaba a Manuel González González, conocido como 'el loco del chándal', a una multa de 2.550 euros por quebrantar su condena al acercarse al exalcalde de la localidad sevillana de Almadén de la Plata, José Luis Vidal, y proferir amenazas contra él.

En la sentencia, fechada el 12 de septiembre y a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sala ratifica la condena de multa de 15 meses con cuota diaria de cinco euros por un delito de quebrantamiento de medida cautelar y de multa de dos meses con cuota diaria de cinco euros por un delito leve de amenaza.

Así, la Audiencia, tal y como ha adelantado 'Diario de Sevilla', ha confirmado "íntegramente" la sentencia del Juzgado de lo Penal número 10 y ha hecho suyo su relato de hechos probados.

De esta manera, el tribunal considera como acreditado que Manuel González González se le impuso, mediante un auto dictado por el juzgado único de Cazalla de la Sierra, la medida cautelar de prohibición de comunicación y acercamiento a José Luis Vidal. Así, "con conocimiento" de esta medida, el acusado, durante la vigencia de la misma y sobre las 16,15 horas del 11 de junio de 2017, se acercó al domicilio del ex primer edil y, al encontrarse éste asomado a la ventana y percatarse de ello el procesado, éste se "dirigió a él diciéndole 'te tengo que matar a ti y a tu familia', 'cabrón, hijo de puta', todo ello haciendo signos intimidatorios con sus manos" y con la intención de "causarle
temor, incumpliendo con ello la medida de protección judicialmente acordada en favor de la victima".

La Sala, tras ponderar de nuevo la prueba practicada, mediante la revisión y estudio de lo actuado, estima que el juez de lo Penal valoró "correctamente" la prueba y que no incurrió ni "en incongruencia ni en arbitrariedad".

En esa línea, la Audiencia, en relación a la debatida autoría del delito de quebrantamiento de condena por el que el acusado viene condenado en primera instancia, señala que "la misma debe reputarse acreditada en base a las pruebas practicadas en el plenario con sujeción y respeto a los principios de inmediación y contradicción".


"Y así en efecto, para llegar a tal conclusión disponemos de las declaraciones del perjudicado quien ha relatado como el acusado se aproximó hasta su domicilio y profirió las amenazas que constan en el relato fáctico de la resolución impugnada y le insultó", añade la Sala al tiempo que indica que "estas manifestaciones se han mantenido desde su inicio, y a lo largo de todo el procedimiento sin contradicción alguna y han resultado, corroboradas por las declaraciones de los testigos, miembros de la Guardia Civil, que tras recibir la denuncia efectuada por la victima han descrito en el juicio oral las comprobaciones efectuadas en lo que se refiere al vehículo utilizado el día de los hechos por el acusado para desplazarse hasta el domicilio de José Luis Vidal".

En ese aspecto, el tribunal añade que este extremo se ha "corroborado" con la grabación de un comercio cercano al domicilio del exalcalde en la que se puede visionar "el vehículo que utiliza el acusado". Igualmente, ha indicado que, a pesar de que el acusado negó los hechos, las testificales que presentó la defensa "son claramente contradictorias" ya que uno de ellas --el hermano del acusado-- declaró que 'el loco del chándal' estaba en Barcelona y otra indicó que "estaba ayudándole en el campo".

EL LOCO DEL CHÁNDAL

Recordemos que Manuel González González, nacido en Almadén de la Plata, emigró a Cataluña con sólo cinco años de edad de la mano de sus padres. En 1997 fue condenado a 169 años de cárcel por agresiones con arma blanca a un total de 16 mujeres a las que también habría practicado tocamientos en sus genitales, resultando la muerte de una de ellas. No obstante, la derogación de la 'doctrina Parot' por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos motivó su excarcelación y su regreso a Almadén allá por 2013.

Su regreso a la localidad estuvo precedido de una concentración ciudadana en repulsa a tal extremo, participando en tales movilizaciones el entonces alcalde popular José Luis Vidal, quien junto con sus familiares ha promovido a lo largo de estos años unas 20 denuncias contra el 'loco del chándal' por lesiones, intento de homicidio, deslucimiento de bienes inmuebles, amenazas o daños, entre otros aspectos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Nuevo seísmo en la provincia de Sevilla: ahora en Algámitas
chevron_right
Patrimonio pide demoler el edificio regionalista de San Bernardo