HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 22:27 CET
Viernes, 18/10/2019

Sevilla

La oposición arremete contra Espadas por la suciedad de la ciudad

El alcalde asegura que el Gobierno municipal ha ido al "máximo legal" en contratación de personal pero que Lipasam todavía necesita un 20% de refuerzos

  • Limpieza por parte de los efectivos de Lipasam.

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha abordado el problema "endémico" de suciedad denunciado por la oposición, a través de dos preguntas de Adelante y Cs y dos mociones del PP y Vox, es decir diversos debates en los que el Ejecutivo local del PSOE ha afrontado críticas de toda la oposición porque la ciudad está "muy sucia" y el PP también por promover en su mandato un sistema de limpieza viaria que "no funcionaba", mientras el alcalde, Juan Espadas (PSOE), ha defendido la anunciada prueba piloto de nuevo modelo de limpieza y ha llamado a "dejar el espectáculo" político en torno a la limpieza.

Durante el turno de preguntas al Gobierno local, el portavoz adjunto de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, y el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, han señalado la "falta de limpieza" que padecen las calles de la ciudad, alertando de que Sevilla "está cada día más sucia" pese a que el Gobierno local se escude en que tal extremo es sólo "una percepción subjetiva". Por eso, han formulado diferentes preguntas acerca de la prueba piloto acordada entre el Gobierno local y el comité de empresa de la sociedad municipal Lipasam, para acometer en el distrito Norte una prueba piloto de la que surja una nueva organización en el servicio de limpieza viaria.

A tal efecto, recordemos que en 2017, y en un contexto similar, Lipasam promovía ya un "plan de choque" para reforzar su servicio de limpieza viaria en los barrios con quejas vecinales por suciedad y una "prueba piloto" en el Cerro del Águila, para reorganizar y mejorar tal servicio y extender el nuevo modelo a las zonas con denuncias vecinales por supuestos déficit de limpieza.

Y es que como manifestaba ya entonces a Europa Press el portavoz del comité de empresa de Lipasam, Antonio Bazo (CCOO), las calles de la ciudad sufrían las consecuencias del déficit de "180 efectivos" en la citada sociedad municipal, por la amortización de plazas derivada de las medidas de austeridad impuestas por el entonces Gobierno central del popular Mariano Rajoy. Dicha merma de efectivos, según el comité, hacía además inviable el modelo de limpieza viaria promovido durante el mandato del alcalde popular Juan Ignacio Zoido.

Ante los reproches y demanda de información de Adelante y Cs, Juan Espadas ha defendido que el sistema de evaluación continua de la percepción de la calidad de la limpieza pública contratado por el Ayuntamiento refleja que el "valor medio" de tal indicativo "ha mejorado año tras año", subiendo de 6,82 puntos en 2015 a 7,46 en agosto de 2019, aunque ha admitido que "la calidad" de la limpieza "empeora en barrios concretos" y "el sistema de limpieza es mejorable".

EL NÚMERO DE EFECTIVOS


En ese sentido, ha detallado que el sistema de limpieza viaria implantado en 2013 por el PP necesita "entre un 15 o un 20 por ciento más" de efectivos respecto a los disponibles actualmente por Lipasam, una empresa donde el Gobierno local ha llegado "al máximo legal" permitido en materia de nuevas contrataciones temporales. A tal efecto, ha precisado que el plan piloto acordado para el distrito Norte implica refuerzos en los turnos de mañana en detrimentos de los turnos de tarde, además de mejorar los baldeos matinales y los barridos mecanizados también por la mañana, unas medidas que pueden estar implantadas "en 45 días" para su evaluación durante "unos meses", para su extensión al resto de la ciudad si el resultado es positivo.

Y tras reprocharle González Rojas y Pimentel que haya pasado todo el pasado mandato sin modificar el sistema de limpieza viaria y sin cubrir "40 vacantes en Lipasam" susceptibles de ello, lamentando los "brindis al sol" del PSOE, Espadas ha respondido recordando que el Ayuntamiento carece de presupuestos actualizados dada la falta de apoyo de los grupos de oposición y ha reclamado "dejar el espectáculo" político en torno a la limpieza, porque con ello se "pone por los suelos la imagen de la ciudad y de los operarios de limpieza".

Sobre este asunto, el PP ha defendido una moción en demanda de una "nueva programación de las labores de limpieza en todos los distritos" y planes de choque, labores periódicas de desinsectación y desratización para evitar "que proliferen las plagas" o "equipos fijos" de Lipasam en los barrios", pues según Evelia Rincón la falta de limpieza es el "tema de los dos últimos años" y hay barrios "comidos de basura", lo que le ha llevado a enumerar diferentes incidencias en la materia, mientras el Gobierno local se dedica a "negar lo evidente" y a acumular "fracasos" en sus medidas, según ha dicho.

EL "MAL ENDÉMICO" DE LA SUCIEDAD

La portavoz de Vox, Cristina Peláez, ha corroborado el "mal endémico" que sufre Sevilla por la suciedad, avisando no obstante de que el PP es "corresponsable" de ello, mientras Pimentel ha apoyado la propuesta de reordenación del servicio de limpieza viaria de la plantilla, de la que parte la "prueba piloto" del distrito Norte.

Susana Serrano, portavoz de Participa, ha lamentado también el "mal endémico" de la suciedad y ha dicho de su lado que el Gobierno local del PSOE ha cometido el "error de mantener cuatro años el sistema que implementó el PP, pese a que no funcionaba". Evelia Rincón, no obstante, ha defendido que el PP dejó el poder en 2015 con "la misma plantilla" que al comenzar a gobernar, defendiendo las inversiones acometidas durante el mandato del PP y asegurando que el PSOE es "el único responsable" de la situación.

El socialista David Guevara, por su parte, ha reprochado al PP la "peor crisis" de Sevilla en materia de limpieza, rememorando la huelga protagonizada por la plantilla de Lipasam a comienzos de 2013, cuando gobernaba el PP, de cuya "reordenación" de servicios deriva la actual situación, a su juicio. Empero, ha admitido la necesidad de "mejoras" y ha defendido el "proceso de reorganización" en ciernes, mientras el portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha lamentado que el PSOE eluda toda "culpa" porque "se va a quedar solo de tanto echar la culpa a los demás", toda vez que la moción ha prosperado al votar a su favor todos los grupos.

El asunto ha sido retomado con una moción de Vox sobre el asunto, en demanda de un "pacto local por una Sevilla más limpia", a modo de "comisión no permanente", en cuyo debate Cristina Peláez ha llamado a sacar el debate sobre la limpieza de los "fines partidistas", apartar "las diferencias" y "consensuar" medidas para mejorar la seguridad.

Susana Serrano, no obstante, ha avisado de que para tratar tales aspectos ya funciona el consejo de administración de Lipasam, opinando que la moción de Vox responde precisamente a fines "partidistas", toda vez que la moción ha sido aprobada al votar a favor Vox, Cs y el PP, y abstenerse Adelante y el PSOE, replicando Peláez a Serrano que se trata de una "comisión no permanente" y por ello compatible con el consejo de Lipasam.

Finalmente, Juan Espadas ha defendido que el foro "idóneo y natural" para tratar las políticas de limpieza es el consejo de administración de Lipasam, aunque ha apoyado la idea de que haya un "acuerdo" político general sobre cómo mejorar la limpieza y para que "los cambios organizativos" de Lipasam no sean "un arma de confrontación política", extremo que ha reprochado especialmente al PP.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
El juicio por el robo de La Manada se cierra con 270 euros de multa
chevron_right
A Contramano considera "impecable" la ordenanza de patinetes