Actualizado: 13:29 CET
Lunes, 21/10/2019

Sevilla

Nuevo reto de El Gancho: cuidar al cuidador de menores hospitalizados

La Fundación se marca como objetivo dotar a 27 hospitales de Andalucía de 748 sillones-cama con los que garantizar el descanso de los cuidadores


La Fundación El Gancho Infantil ha presentado este miércoles en la Fundación Cajasol su segundo reto, El Sillón Azul, que nace de la necesidad de proporcionar a las familias con menores hospitalizados en las ocho provincias andaluzas las mejores posibilidades de descanso mientras atraviesan esta difícil etapa. 

Durante períodos de larga hospitalización, las familias sufren las consecuencias del cansancio que supone el cuidado y el acompañamiento. Esta situación se agrava notablemente en el caso de la hospitalización de menores, ya que el acompañamiento debe ser continuo, independientemente de la gravedad del enfermo, y suele recaer casi exclusivamente en dos personas – generalmente los padres-, dada la especial necesidad de seguridad y afecto que conlleva esta circunstancia. 

Aunque las posibilidades de conciliar el sueño en un hospital son siempre limitadas, una cama ayudará sin duda alguna al mejor descanso del cuidador y, como consecuencia, al mejor cuidado del menor. Así lo ha manifestado el doctor Diego de la Vega, psiquiatra del Hospital Universitario Virgen Macarena en el acto de presentación de El Sillón Azul: “Es imposible transmitir el cuidado y el cariño necesario si no se está descansado.” 

Según datos publicados por el propio SAS, cada año los hospitales públicos andaluces registran más de 40.000 ingresos de menores, alcanzando más de 200.000 estancias hospitalarias pediátricas, con una media de 5,23 días. Menores que están permanentemente acompañados por sus familiares más cercanos, cuyo estado físico y mental repercute directamente en la calidad de la atención y el cuidado que reciben. 

Por este motivo, sumándose a la preocupación de otras organizaciones, públicas y privadas, la Fundación El Gancho Infantil lanza este segundo reto y espera que la sociedad entienda esta necesidad y se involucre en su consecución, como así fue con su primer reto, La Azotea Azul, el espacio lúdico-terapéutico en la azotea del Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla, que se encuentra actualmente en su fase final de construcción. 

El Sillón Azul se marca como objetivo dotar a 27 hospitales de toda Andalucía de 748 sillones-cama, con un presupuesto estimado de 354.834 €, consiguiendo así cubrir el 100% de las habitaciones de pediatría de la comunidad autónoma.


Como ha explicado esta mañana Pilar Lara, directora de la Fundación El Gancho Infantil, “abarcamos las ocho provincias andaluzas en un nuevo reto gracias a la colaboración del Servicio Andaluz de Salud y esperamos que la sociedad lo vea tan necesario y humano como nosotros. Hemos contactado con los distintos centros hospitalarios para analizar las necesidades concretas de cada uno y podemos decir que estamos preparados para nuestro próximo reto”. Para ello no sólo han tenido en cuenta el número de camas de pediatría de las 8 provincias de Andalucía, sino también los períodos de hospitalización más o menos prolongados de cada hospital, los espacios disponibles en las habitaciones sin interferir en la atención médica al paciente y la identificación de los hospitales en los que ya se ha iniciado la renovación del mobiliario.

Todo ello se ha formalizado a través de un protocolo de actuación con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para los próximos 5 años, así como un Convenio específico con el SAS, convencidos de que los retos planteados a la sociedad deben abordarse de forma conjunta por todos los actores implicados. 

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
La Maestranza acoge la presentación de la Semana Anglo-Árabe
chevron_right
Mangafest 2019 presenta su cartel oficial