Actualizado: 19:29 CET
Viernes, 06/12/2019

Sevilla

Se rompe el consenso en torno a la normativa de los patinetes

La ordenanza definitiva se somete este jueves a la votación de los grupos políticos con el rechazo ahora de Ciudadanos

  • Pimentel avisa de que será “la norma más restrictiva de Europa”
  • Apunta a una posible “nulidad”
  • Fuentes municipales aseguran que ni PP ni Cs han presentado propuestas

La ordenanza de patinetes eléctricos que llega este jueves al Pleno para su aprobación definitiva ya no podrá salir por unanimidad de todos los grupos políticos, como así ocurrió en la aprobación inicial el pasado mes de marzo. El grupo de Cs se apea del consenso alcanzado y ha anunciado que votará en contra.

Sevilla no se merece una ordenanza como ésta

Sobre el documento inicial tan sólo ha habido dos cambios. Únicamente se han atendido, según confirmaron fuentes municipales, dos alegaciones: una relacionada con la documentación reglamentaria requerida en los vehículos de las empresas de alquiler y una segunda sobre la posibilidad de que los patinetes circulen finalmente por la calzada en vías 30 de un único sentido.

El motivo fundamental esgrimido por Cs para cambiar el paso es la ausencia de negociación del Gobierno municipal con el sector. El portavoz de la formación naranja, Álvaro Pimentel, ha argumentado que el respaldo dado en la aprobación inicial fue una suerte de voto de confianza al Ayuntamiento para que iniciara las conversaciones. Al no haberse producido, esgrimió Pimentel, de aprobarse finalmente en el Pleno, la ordenanza será “la más restrictiva de Europa”.  

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

La ordenanza de circulación para el uso de vehículos eléctricos plantea que los patinetes circulen por los carriles bici. Y sólo por los carriles bici: "No se permite su circulación por aceras, zonas peatonales, ni en calzada salvo en zonas declaradas como Zona 30 o 20 y en las calles con un único carril de un sentido de circulación cuya velocidad máxima permitida está limitada como máximo a 30 km/h, siempre que en los mismos no existan vías ciclistas y la circulación se produzca por el centro de la calzada". En las calles peatonales donde convivan el peatón y las bicicletas (caso de la calle San Fernando o la Avenida de la Constitución), los patineres irán por el carril bici a una velocidad más baja, a 10 km/h. Esta decisión es compartida por otros ayuntamientos que están inmersos, como en Sevilla, en la regulación de este fenómeno. Es el caso del de Granada, gobernado por Cs, donde la decisión es clara: no podrán ir por las aceras, que quedarán reservadas exclusivamente para los peatones.

El portavoz naranja ha desgranado algunos ejemplos de esas restricciones, como el peso máximo de los patinetes (15 kilos), muy por debajo de las directrices de la DGT (25 kilos). O la inexistencia de aparcamientos, tal y como se recogía en el texto inicial. Incluso ha advertido de un defecto de forma en la contestación de una de las alegaciones (concretamente, a la presentada por  Adigital), lo que podría hacer que la modificación “sea nula”. Por todo ello, Cs ha solicitado que se paralice esta aprobación, retirando el punto del orden del día: “Sevilla no se merece una ordenanza así”.


El Gobierno local ha afeado a Pimentel este cambio de rumbo, que el delegado responsable del área de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, atribuye a la “política del cambio a la que desgraciadamente se tendrán que acostumbrar los sevillanos. La política del cambio en la que, primero se apostaba por la ampliación del Metrocentro, y, después, sin avisar se rechaza; o la política del cambio en relación a la ordenanza de patinetes”. “Habrá que darle a Cs un margen de aprendizaje de lo que es la política municipal”, apostilla el delegado, para el que el voto a favor en el inicio de la tramitación no puede entenderse como una cuestión de confianza. “Si cambian el sentido del voto para no manifestar abiertamente que se posicionan con las empresas, que lo digan”, denuncia.

Por su parte, fuentes de Adelante Sevilla, formación que puede ser clave después del viraje de Cs, aseguran que “no sabemos todavía el sentido del voto”.  Inicialmente, en marzo, la confluencia de izquierdas (entonces Participa e IU) también estuvo a favor de la ordenanza pero, en estos momentos, “estamos estudiando cómo ha quedado el texto final”.

Fuentes municipales aclaran que ni PP ni Cs han presentado propuestas para esta ordenanza que regulará un boom que, como el de los pisos turísticos, viene para quedarse.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Seis meses por llamar "guarras" y "golfas" a manifestantes del 8-M
chevron_right
Detenido por cultivar en su finca 850 plantas de marihuana