Actualizado: 18:45 CET
Sábado, 19/10/2019

Sevilla

El tranvía ha perdido un 2 por ciento de sus viajeros este verano

En comparación, la demanda general de las líneas de Tussam ha subido en lo que va de año un 4 por ciento

  • Metrocentro.

La empresa municipal de transportes Tussam ha transportado durante los meses centrales del verano, julio y agosto, 9,78 millones de viajeros, lo que ha supuesto 379.776 más que en el mismo periodo del año anterior (un +4,04%). La línea 2, Barqueta-Heliópolis, con casi 900.000 usuarios, ha sido la más demandada, y la especial al aeropuerto de San Pablo, la que más ha crecido, con un 14%.

El reverso negativo de la moneda continúa siendo, balance estadístico tras balance, la línea del tranvía entre la Plaza Nueva y la estación de San Bernardo, que no deja de perder viajeros. De los 241.585 que transportó en julio del año pasado se ha evolucionado a 236.375 en julio del año en curso (5.210 menos, con una caída del 2,16%). Y de los 181.293 de agosto de 2018, a 177.228 el mes pasado, con una pérdida de 4.065 (-2,25%):

El problema añadido es que durante el mismo periodo de 2018 también se registró una caída en el número de usuarios en comparación con el año precedente de 2017: 10.082 en total (9.275 entre ambos meses este año).

En el acumulado del año en curso sólo hay dos meses en los que ha crecido la demanda de viajeros del tranvía en vez de bajar, marzo y abril, los que se corresponden con las grandes fiestas primaverales de la ciudad.

En el resto de los meses hasta ahora la cifra de usuarios ha caído, en línea con la tendencia general que se viene observando en este medio de transporte en los últimos años.

Ampliaciones


Como se recordará, para tratar de justificar el gasto en la ampliación de la línea desde el Prado de San Sebastián hasta San Bernardo, que elevó el coste total hasta la fecha a 93 millones de euros, el entonces alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró que conforme a los estudios previos realizados el tranvía llegaría a transportar una media de 18.400 pasajeros cada día. Por tanto, un total de 6.716.000 anuales.

La realidad ha sido la contraria. En lo que va de año la demanda ha bajado a 9.777 diarios desde los 10.291 de enero-agosto del año 2017. La conclusión es obvia: el número de usuarios es prácticamente la mitad de lo prometido en su día por Monteseirín invocando aquellos estudios previos. Y en vez de 6.716.000 viajeros anuales, el tranvía acabó el año pasado con 3.816.022 (un 43% menos de lo previsto).

Dado que en los ocho primeros meses del año en curso ha transportado 2.375.882 viajeros, para igualar al menos la cantidad del año pasado en los cuatro meses que faltan para que termine 2019 el tranvía tendría que transportar 1.440.140, a un promedio de 11.804 diarios. Es decir, 2.027 pasajeros más cada día, un reto que depende de la afluencia estudiantil con el regreso a las aulas a partir del otoño y de la de personas al Centro con motivo de las fiestas navideñas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Contramano: Sevilla versus Cracovia
chevron_right
La Junta arreglará 900 pisos para mejorar la accesibilidad