Actualizado: 23:03 CET
Lunes, 16/09/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Un conductor ebrio empotra su coche en un aparcamiento en Sevilla

La Policía Local ha localizado a un conductor que empotró su coche en el parking de un centro comercial. Iba a gran velocidad y duplicaba la tasa de alcohol

Cargando el reproductor....

La Policía Local de Sevilla ha localizado a un conductor de 64 años de edad que empotró su coche en el parking de un centro comercial situado en la calle Pirotecnia de la capital en el que circulaba a gran velocidad duplicando la tasa máxima de alcohol permitida.

Según la información difundida por Emergencias Sevilla en las redes sociales, consultadas por Europa Press, el siniestro se registró sobre las 19.00 horas del pasado miércoles y el personal del aparcamiento informó a los agentes de la ubicación del vehículo siniestrado, que se encontraba empotrado contra una pared del aparcamiento y con daños importantes en la parte delantera.

Según el personal del parking, el conductor se marchó del lugar tras recibir ayuda para salir del interior pese a tener heridas en el rostro y sin esperar a la ambulancia que habían avisado, entregando las llaves del vehículo y comunicando que iba a su casa en las inmediaciones del centro comercial.

Una vez localizado, el conductor, un varón de 64 años, acompañó voluntariamente a los agentes al furgón para realizar la prueba de alcoholemia y como para ser reconocido por efectivos sanitarios. La prueba de alcoholemia arrojó un resultado que supera el doble de la tasa máxima permitida.

Según las diligencias practicadas en el lugar del siniestro, que han sido remitidas a la autoridad judicial, todo apunta a que el conductor perdió el control del vehículo al circular a gran velocidad por el interior del aparcamiento, lo que llevó a empotrarse contra la pared de una de las plazas.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Más de un tercio del Metro de Sevilla ya discurre en superficie
chevron_right
Sorprendido por el dueño de una finca hurtándole tres toneladas de uva